Los errejonistas interpretan como una amenaza la carta de Pablo Iglesias

Según explican a El Confidencial Digital cargos de Podemos afines a Errejón, el objetivo de Pablo Iglesias, con esta carta abierta, es señalar a su número dos como “desleal” simplemente por el hecho de querer presentar un programa político diferente al del secretario general sin disputarle a él la dirección del partido.

Además, añaden, el líder de la formación ha aprovechado la misiva para enviar una serie de “mensajes a navegantes” que, en absoluto, han pasado desapercibidos para aquellos que apoyan las tesis del secretario de Política y portavoz parlamentario de Podemos.

En primer lugar, afirman los errejonistas, Iglesias ha querido hacer público que “va a la guerra” contra Errejón al descartar ya un acuerdo sobre el proyecto político y anunciar que “voy a trabajar para que las ideas que comparto con otros compañeros y compañeras tengan el mayor apoyo en la Asamblea Ciudadana”.

Además, y a través de una nueva referencia a la necesidad de no separar ese programa a la candidatura a la secretaría general, ha vuelto a presionar al actual número dos del partido para que, si va a prestar batalla por los documentos políticos, también lo haga por la dirección del partido.

Una “amenaza” velada

En ese sentido, las fuentes consultadas consideran que, en la carta abierta de Iglesias a Errejón, hay una “amenaza velada” del secretario general al número dos si continúa con su plan de dar la batalla por el proyecto político de la formación sin presentarse a la secretaría general.

Así, consideran que la insistencia de Iglesias de no desvincular su candidatura al documento político que defenderá, y la mención a defender sus ideas y las de otros compañeros “como Miguel y Teresa” -en referencia a los representantes de Izquierda Anticapitalista– revela una intención del secretario general de dar aún más poder a esa corriente frente a Errejón.

Además, concluyen, la afirmación de despedida de Iglesias -“Quiero un Podemos en el que tú puedas trabajar a mi lado y no frente a mí” es todo un “ultimátum”, en el que el secretario general anuncia que, si Errejón mantiene su proyecto alternativo, puede perder su actual puesto de responsabilidad en la formación.

Loading...