Inicio Cosas que pasan Misteriosos agujeros descubiertos en el fondo del océano Atlántico desconciertan a los...

Misteriosos agujeros descubiertos en el fondo del océano Atlántico desconciertan a los científicos

Los agujeros se encuentran alineados en línea recta en el lecho marino, a unos 2.540 metros debajo de la superficie del océano Atlántico. Los científicos han pedido a los internautas que los ayuden a resolver el misterio aportando ideas.

Crédito: NOAA Ocean Exploration.

«Ok Facebookeros, ¡es hora de sacar esos sombreros de científico!», escribieron en la página de Facebook de Exploración Oceánica de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). «En la inmersión de Okeanos del sábado, observamos varios de estos conjuntos sublineales de agujeros en el sedimento. Estos agujeros han sido reportados previamente en la región, pero su origen sigue siendo un misterio. Si bien parecen casi hechos por humanos, las pequeñas pilas de sedimento alrededor de los agujeros los hacen parecer como si hubieran sido excavados por… algo».

Más de 500 usuarios respondieron si se cuentan también los comentarios en la publicación de Twitter sobre el mismo asunto, proporcionando una variedad de teorías diferentes sobre lo que podría haber hecho las hendiduras prominentes y de aspecto bastante uniforme en el fondo del océano.

«Me pregunto si alguna empresa puede estar realizando muestras del fondo marino», escribió un usuario. «Eso podría explicar las líneas rectas y el espaciado de los agujeros. Especialmente si han visto otros en la región. Lo único es que todo lo demás a su alrededor no parece haber sido perturbado».

Estos conjuntos sublineales de agujeros en el sedimento se observaron durante la Inmersión 04 de la segunda expedición Voyage to the Ridge 2022. Los dos puntos rojos en el fondo del mar son láseres separados por 10 centímetros para dar una idea de la escala y el espaciado de los agujeros. Crédito: NOAA Ocean Exploration.

Otra persona sugirió que la causa podría ser agujeros de burbujas, con el sedimento resultante de rupturas orgánicas o presiones sísmicas a lo largo de las placas.

Alguien más culpó a un cangrejo: «Una especie de cangrejo previamente desconocida que se esconde en agujeros rectangulares y caza en manadas lineales, esperando que la presa caiga en sus pinzas».

Asimismo, ante lo inexplicado no pudo faltar el clásico meme de Giorgio Tsoukalos que dice: «No digo que fueran los aliens… pero fueron los aliens».

Pero un comentarista ofreció una explicación menos sobrenatural: «Me parece que el sedimento se está filtrando, o el agua fluye hacia arriba desde una grieta en una plataforma geológica o el techo de una cueva. Sospecho que el coral antiguo o alguna estructura de roca sedimentaria debajo tiene un vacío por el cual el material se está desplazando. Empezaría a ver si había cuevas o deformaciones en el fondo del mar».

NOAA respondió días después a través de sus redes sociales, agradeciendo la ayuda y grandes ideas brindadas por sus seguidores.

«Aunque los científicos no pudieron determinar definitivamente el origen de los agujeros o cómo se construyeron, plantean la hipótesis de que el sedimento levantado puede indicar excavación por parte de un organismo que vive en el sedimento o excavación y extracción, tal vez a través de un apéndice de alimentación de un animal grande en la superficie del sedimento. Usaron el término lebensspuren para describir los agujeros, que se traduce como ‘huellas de vida’ y se refiere a los patrones en los sedimentos superficiales que resultan de la bioturbación (o la perturbación de los sedimentos por organismos vivos). Estos lebensspuren recuerdan a los icnofósiles encontrados en rocas marinas profundas».

Mapa del recorrido de exploración submarina en el Atlántico.

También publicó un artículo en su sitio web, donde concluyó que «el origen último de los agujeros sigue siendo un misterio y, de hecho, las incógnitas que encontramos a menudo son tan profundas y misteriosas como el océano mismo. Sin embargo, con cada expedición para mapear y explorar las profundidades del océano, aprendemos más sobre este ecosistema que es tan vital para todas nuestras vidas».

Fuente: NOAA. Edición: MP.

Publicidad