Neurotecnología: DARPA gasta 65 millones de dólares en chips implantables para el cerebro

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de EE.UU., más conocida por su acrónimo DARPA, ha destinado un presupuesto de 65 millones de dólares a financiar un programa de desarrollo de «chips cerebrales» que permitan a los humanos conectarse con las computadoras. El objetivo último sería otorgarle supersentidos a los soldados y tratar males como la ceguera, la parálisis o desórdenes del habla.

neurotecnologia

«Estamos desarrollando un sistema implantable que proveerá una comunicación precisa entre el cerebro y el mundo digital», dice el texto publicado en el sitio web de la DARPA. «Dicha interfaz convertirá las señales electroquímicas utilizadas por las neuronas del cerebro en unos y ceros, que constituyen el lenguaje de la tecnología de la información; todo a una escala nunca antes vista».

Para tal iniciativa se han otorgado sumas multimillonarias a seis organizaciones diferentes que formarán, en conjunto, parte del programa NESD (Neural Engineering System Design). Las mismas son: Universidad de Brown; Universidad de Columbia; Fondation Voir et Entendre (The Seeing and Hearing Foundation); Laboratorio John B. Pierce; Paradromics, Inc.; y la Universidad de California en Berkeley.

Cuatro de los equipos se enfocarán en la visión —enlazando neuronas en la corteza visual a una retina artificial de alta definición— y dos en la audición y el habla.

En un episodio de la serie 'Black Mirror' (S01E03) la mayoría de la gente tiene un «grano» implantado detrás de su oreja que graba todo lo que hace, ve u oye el portador. Esto permite que la memoria pueda ser revisionada ante los ojos de la persona o en una pantalla.

¿REALIDAD SUPERA A LA FICCIÓN? En un episodio de la serie ‘Black Mirror’ (S01E03) la mayoría de la gente tiene un «grano» implantado detrás de su oreja que graba todo lo que hace, ve u oye el portador. Esto permite que la memoria pueda ser revisionada ante los ojos de la persona o en una pantalla.

El primer año del programa será dedicado a los avances fundamentales necesarios en el el campo del hardware, software y neurociencia, como así también a probar esos avances en animales y células cultivadas.

En su posterior segunda fase, NESD se centrará en estudios sobre la miniaturización e integración de los implantes, teniendo en consideración las regulaciones de seguridad para las pruebas en humanos. Como parte de ese esfuerzo, los investigadores trabajarán junto con la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA) para explorar los asuntos relacionados con los efectos a largo plazo, la privacidad, la seguridad informática y la compatibilidad con otros dispositivos.

«La meta es lograr este enlace de comunicación en un dispositivo biocompatible no más grande de un centímetro cúbico, del volumen de dos monedas de 5 centavos pegadas», explica DARPA.

«Estamos comprometidos a explorar las implicaciones sociales, éticas y legales de la aplicación de NESD y sus derivados. Con ese fin, estamos en contacto con varios expertos en ética biomédica para minimizar los potenciales riesgos y asegurar que la neurotecnología maximice su valor social», concluye la Agencia.

Loading...