Inicio Cosas que pasan Observan por primera vez a cerdos utilizando herramientas (VIDEO)

Observan por primera vez a cerdos utilizando herramientas (VIDEO)

Hace unos pocos millones de años, los humanos desarrollamos el talento para transformar pequeños trozos de la naturaleza en objetos que puedan facilitarnos las tareas cotidianas. Nos volvimos tan buenos en eso, que pensamos era algo exclusivo de la inteligencia de nuestra especie, pero estábamos equivocados. Simios y monos las usan. También los cuervos, los delfines y los pulpos. Y ahora un nuevo animal se suma a ese club: el cerdo.

Cuando la ecologista Meredith Root-Bernstein de la Universidad Paris-Saclay visitó el famoso Jardín de las Plantas en París, se sorprendió al ver un jabalí de las Bisayas (también denominado cerdo verrugoso), utilizando un trozo de corteza para cavar el suelo, tal como si fuera una pala.

«Cuando busqué si los cerdos usaban herramientas no encontré nada», dijo Root-Bernstein a Christine Dell’Amore de National Geographic.

Esta observación ha sido la primera oportunidad para registrar este comportamiento. Y a pesar que la ecologista pasó por el lugar para intentar grabar un video, nunca pudo dar con el momento justo; empero, sí pudo notar que el trozo de corteza utilizado para excavar siempre estaba en diferentes lugares dentro del cercado, sospechosamente siempre próximo a una porción de tierra removida.

Con la sospecha que este comportamiento podría tener algo que ver con el deseo de esta especie de construir nidos, Root-Bernstein regresó el próximo año con varios colegas para resolver el misterio de la potencial «pala excavadora».

Durante los meses de invierno, un miembro del equipo escondió comida en un esfuerzo por identificar si una búsqueda de alimento podía explicar el uso de la herramienta. Sin embargo, no registraron evidencia alguna de tal posibilidad.

Entonces, durante la época en la que estos cerdos construyen sus nidos (octubre), el equipo siguió vigilando y pudo ver como una hembra adulta —que cariñosamente bautizaron Priscila— utilizó una pieza de madera para remover tierra:

Y Priscila no fue la única en mostrar interés en este tipo de «jardinería». Durante el periodo de observación, sus dos hijas también se valieron de piezas de corteza para excavar en los alrededores varias veces, integrando dicha herramienta en otros comportamientos asociados a la construcción de nidos.

De igual manera, el único macho dentro del corral —un jabalí de las Bisayas llamado Billie— utilizó la herramienta un día, continuando el trabajo ya hecho por las hembras más jóvenes.

Para ver si había algo especial sobre el pequeño tamaño de las cortezas utilizadas como herramientas, Root-Bernstein y sus colegas le obsequiaron a los cerdos una selección de instrumentos menos naturales en forma de espátulas de madera con varios diseños.

Los cerdos no fueron exactamente agradecidos. Priscila utilizó uno de estos instrumentos al principio para probarlo. Y eso fue todo. Estas herramientas artificiales pronto se perdieron de vista, posiblemente fueron enterradas o guardadas en sus refugios.

Más preguntas que respuestas

Este estudio ha generado más preguntas que respuestas a los investigadores. En primer lugar, el uso del palo hecho de corteza no pareció ayudar a que el proceso de anidación sea más eficiente. No fue nunca visto al principio de la construcción del nido, y no parece ser un sustituto para las patas u hocicos de los cerdos para remover tierra.

Teniendo lo anterior en cuenta, es poco probable que se trate de una actividad innata. En su lugar, los expertos sugieren que en algún momento algunos cerdos comenzaron excavar tierra con un palo y —ya sea por alguna razón o hábito— la actividad fue bienvenida por el resto.

Dado que estos animales nacieron en cautiverio, y la muestra es tan pequeña, es difícil llegar a una conclusión sólida. Aunque ese no es realmente el punto. El solo hecho que este comportamiento haya sido registrado, significa que debemos considerar que al menos algunas especies de cerdos se valen de objetos que encuentran para labores relacionadas con la construcción de sus nidos.

Como mínimo, las observaciones de Root-Bernstein y su equipo han sentado las bases para estudios futuros en cerdos salvajes y sus habilidades para usar herramientas.

La investigación ha sido publicada en Mammalian Biology.

Fuente: ScienceAlert.