Inicio Cosas que pasan Patógenos alienígenas podrían «hacer autostop» a la Tierra, y no estamos totalmente...

Patógenos alienígenas podrían «hacer autostop» a la Tierra, y no estamos totalmente preparados

Antes de que viajar fuera de la Tierra se convierta en un evento regular, el mundo necesita implementar algunas medidas básicas de bioseguridad, advierten. De lo contrario, podríamos empezar a recibir visitantes extraterrestres no deseados.

Escena de película ‘Life’ (2017).

Si un organismo extraño logra viajar de regreso a nuestro planeta en una de nuestras naves espaciales, podría causar estragos en el equilibrio de la Tierra.

La posibilidad de que eso suceda es bastante improbable, pero no imposible. Y por más mínima que sea, deberíamos prepararnos para bajarla lo más cercanamente a cero. Un escenario más probable sería un turista humano que lleve un organismo terrestre al espacio, y eso también constituye un riesgo significativo.

En condiciones similares al espacio, los estudios han demostrado que algunos microbios pueden sufrir mutaciones genéticas rápidas. Después de cultivar mil generaciones de Escherichia coli en condiciones de microgravedad, por ejemplo, los investigadores encontraron que las bacterias dañinas se volvieron aún más competitivas, adquiriendo resistencia a los antibióticos.

Si esa cepa resistente es llevada de regreso a la Tierra, podría amenazar seriamente la vida humana.

(a) Después de completar la instalación de la cabina limpia, se está realiza una prueba de funcionamiento para Hayabusa 2 antes del lanzamiento. A pesar de las precauciones para mitigar la contaminación biológica, los microorganismos pueden sobrevivir a estos ambientes limpios. (b) Recuperación de las cápsulas de reentrada Hayabusa 2 en Australia el 6 de diciembre de 2020. La atención se centra en la integridad de las muestras. (c) Los ingenieros de Sierra Nevada Corporation inspeccionan su nave espacial OG2. El foco está en la producción de tecnología.

«Los riesgos que tienen una baja probabilidad de ocurrencia, pero que tienen el potencial de consecuencias extremas, están en el corazón de la gestión de la bioseguridad», explica el biólogo Phill Cassey de la Universidad de Adelaide en Australia. «Porque cuando las cosas van mal, van realmente mal».

El Comité Internacional de Investigación Espacial (COSPAR) ha reunido un Panel sobre Protección Planetaria, pero ningún miembro actual tiene experiencia en lo que se denomina «ciencia de invasión».

Los biólogos de invasión en Australia piensan que es un descuido serio. Dicen que necesitamos protocolos más sofisticados para evitar la contaminación biológica de entornos extraterrestres a la Tierra y viceversa.

«Dada la enorme base de la investigación en la ciencia y el manejo de especies invasoras», sostenemos que una mayor colaboración entre los biólogos de invasión y los astrobiólogos mejoraría los protocolos internacionales existentes para la bioseguridad planetaria, tanto para la Tierra como para los cuerpos extraterrestres que podrían contener la vida», escriben los biólogos.

Porque en este momento, parece que nuestros protocolos de bioseguridad nos están fallando. Cuando una nave espacial israelí se estrelló contra la Luna en 2019, por ejemplo, arrojó tardígrados deshidratados a la superficie, que posiblemente aún podrían estar vivos.

Lugar de impacto de la nave Beresheet que llevaba miles de tardígrados para una experimento en la Luna.

Aún más preocupante, las cepas bacterianas con signos de resistencia extrema también se han aislado en las «salas limpias» de la NASA donde los empleados ensamblan naves espaciales. Si estos peligrosos microbios hacen autostop en el espacio, existe la posibilidad de que se vuelvan aún más virulentos en microgravedad.

Detener que eso suceda en primer lugar es mucho más fácil que tratar de hacer frente a los organismos mutantes una vez que llegan a, por ejemplo, Marte.

Incluso entonces, sin embargo, algunos expertos piensan que podría ser casi imposible mantener los microbios terrestres aquí en la Tierra. A todos los demás lugares a los que han ido los humanos, inevitablemente nos hemos llevado organismos.

El espacio, advierten los científicos de invasión, es simplemente «la próxima frontera del riesgo de bioseguridad».

El estudio ha sido publicado en BioScience.

Fuente: SciAl. Edición: MP.

Publicidad