Patti Smith se equivoca en la interpretación de la canción de Dylan

La emoción de la cantante Patti
Smith contagió hoy a los asistentes a la ceremonia de entrega de los Nobel en Estocolmo, donde interpretó de manera muy sentida el tema A Hard Rain’s A-Gonna Fall de Bob
Dylan, galardonado con el premio de Literatura.

Una enorme ovación premió a la cantante estadounidense, de 69 años, que interrumpió la canción en una ocasión y tuvo un pequeño tropezón una segunda vez.

Vestida con un traje de pantalón y chaqueta negros y camisa blanca de largos puños, cantó acompañada únicamente por una guitarra el tema de Dylan, que tuvo que interrumpir. “Lo siento, lo siento, estoy nerviosa”, dijo la veterana artista.

La directora de la Real Orquesta Filarmónica de Estocolmo, la joven Marie Rosenmi, advirtió del error a la cantante, que pidió retomar la estrofa y recibió el primer aplauso del auditorio, entre los que estaban los reyes de Suecia, Silvia y Caros Gustavo, y la princesa heredera, Victoria, con su esposo, el príncipe Daniel.


Posteriormente, la cantante, embargada por la emoción, tuvo un segundo tropiezo con la larga y compleja letra de la canción de Dylan, pero supo reponerse para dar más potencia a su voz mientras algunos de los asistentes no podían retener las lágrimas.

El auditorio le dedicó una enorme ovación al finalizar un tema muy significativo en la carrera de Dylan, compuesto en 1963, un himno de la canción protesta que fue escrita en los años del miedo ante una posible guerra nuclear.

Es un tema repleto de visiones inquietantes, como la que habla de un recién nacido rodeado de lobos, y al que la cantante de Chicago (EE.UU.) imprimió de una gran emoción.

Otros momentos inesperados

Una ceremonia de la que tuvo que ser retirado uno de los premiados, el británico David Thouless, galardonado de Física junto a sus compatriotas Duncan Haldane y Michael Kosterlitz.

Thouless, de 82 años, apenas había participado en actos previos por motivos de salud y hoy recibió su premio de manos del rey Carlos Gustavo, tras lo cual fue ayudado a salir de salón y su silla fue retirada del escenario.

Junto a los premiados en Física, el monarca entregó la medalla y el diploma que les acredita a como nobeles a otros cinco hombres, la mayoría nacidos en Europa, de las categorías de Medicina, Química y Economía, con la ausencia de Bob Dylan por compromisos anteriores.

Antes de llegar a ese momento cada premiado fue presentado por un miembro del Comité Nobel, lectura que en el caso del premio de Literatura corrió a cargo del profesor Horace Engdahl de la Academia Sueca.

El experto aseguró que Dylan es un cantautor que pertenece al mundo de la literatura porque “la belleza de sus canciones es de la más alta categoría”, un artista que ha cambiado “nuestra idea de lo que puede ser la poesía”.

A la ceremonia asistió la familia real al completo. Desde el escenario los reyes -Silvia de Suecia con un recargado vestido gris de pedrería-, junto a la princesa heredera Victoria -con un vestido malva con brocados dorados- y su esposo, el príncipe Daniel.

En la primera fila de público los príncipes Carlos Felipe y Sofía, así como la princesa Magdalena y su marido Christopher O’Neill.

La Sala de Conciertos de Estocolmo estaba este año decorada en tonos rosas y rojos, inspirada en los almendros japoneses en flor, con cientos de flores traídas como año desde la ciudad italiana de Sanmarino, donde falleció el creador de los premios Alfred Nobel.

La entrega de los nobel se produce cada año el 10 diciembre en una doble ceremonia. En Oslo, para el de la Paz, que este año recayó en el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y en Estocolmo para las categorías de Medicina, Física, Química, Literatura y Economía.

Loading...