Inicio Cosas que pasan Proponen una sombrilla gigante en el espacio para combatir la crisis climática

Proponen una sombrilla gigante en el espacio para combatir la crisis climática

Este escudo debería cubrir una superficie equivalente a la nación asiática de Irán.

Sombrilla solar.

Crédito: CreditCredit…Technion Israel Institute of Technology and Asher Space Research Institute.

Hemos llegado a esto. Con la Tierra en su punto más caliente registrado en la historia y los humanos lejos de hacer lo suficiente para detener su sobrecalentamiento, un pequeño pero creciente número de astrónomos y físicos están proponiendo una solución potencial que podría haber saltado de las páginas de la ciencia ficción: el equivalente a una gigantesca sombrilla de playa flotando en el espacio exterior.

La idea consiste en crear un enorme parasol y enviarlo a un punto lejano entre la Tierra y el astro rey para bloquear una pequeña pero crucial cantidad de radiación solar. Los científicos han calculado que si se bloquea un poco menos del 2 por ciento, eso sería suficiente para enfriar el planeta en 1.5 grados Celsius (2.7 grados Fahrenheit) y mantener la Tierra dentro de límites climáticos manejables.

Por lo loco que se oye, esto ha estado en la marginalidad de las conversaciones sobre soluciones climáticas durante años. Pero a medida que la crisis empeora, el interés en las sombrillas espaciales ha ido ganando impulso. El ejemplo más reciente proviene de Yoram Rozenun, profesor de física del Instituto de Investigación Espacial Asher y director del Instituto de Tecnología Technion-Israel, cuyo equipo afirma estar listo para construir un prototipo.

Prof. Yoram Rozen.

Sin embargo, hay un gran problema: el escudo debe abarcar una extensión de aproximadamente 1.6 kilómetros cuadrados, algo equivalente al tamaño de Irán.

Dado que es demasiado grande para lanzar una estructura de este tamaño al espacio con un solo cohete, el equipo propone un plan en el que se lanzaría un enjambre de sombrillas más pequeñas al espacio, donde trabajarían juntas.

«Podemos mostrar al mundo, “Miren, hay una solución funcional, tómenla, aumenten su tamaño según sea necesario”», dijo Rozen al New York Times (NYT).

Los científicos están buscando asegurar entre $10 millones y $20 millones para construir el prototipo.

«Nosotros, en el Technion, no vamos a salvar el planeta. Pero vamos a demostrar que se puede hacer», añadió.

Pronóstico nublado

No obstante, una sombrilla espacial sería solo una parte de la solución, ya que la atmósfera de la Tierra seguiría atrapando calor en forma de emisiones de gases de efecto invernadero.

Y no todos están de acuerdo con la idea. Críticos le dijeron al NYT que sería increíblemente costoso e irrealista, dada la velocidad a la que se está acelerando el calentamiento global. Sin mencionar el castigo al que dicho artilugio tendría que resistir mientras está expuesto en el espacio exterior.

Imagen microscópica electrónica de un agujero causado por escombros orbitales en el panel del satélite Solar Max.

«Como físico, mi preocupación radica en que la sombrilla espacial pueda ser perforada debido a impactos de micrometeoroides y polvo. Una destrucción súbita de este escudo por un impacto sólido podría desencadenar una catástrofe global en un mundo que confiaba en estar protegido por una fina sombrilla», comentó Avi Loeb en un artículo de opinión.

«Basándonos en datos terrestres, impactadores del tamaño de centímetros golpean la Tierra cada 15 segundos. Dado que la superficie total de la sombrilla espacial —considerando ambos lados— es aproximadamente un porcentaje del área de la Tierra, esto sugiere que objetos del tamaño de centímetros impactarán en ella cada 25 minutos a velocidades de decenas de kilómetros por segundo —diez veces más rápido que las balas de rifle—. En un año, se crearían 20.000 agujeros debido a estos impactadores del tamaño de centímetros, separados entre sí por aproximadamente 10 kilómetros. Después de un milenio, la sombrilla estaría perforada y se asemejará a un colador con agujeros del tamaño de centímetros separados por 300 metros entre sí», concluyó.

Fuente: NYT. Edición: MP.