Inicio Cosas que pasan Restos de una estatua de Hércules de casi 2000 años de antigüedad...

Restos de una estatua de Hércules de casi 2000 años de antigüedad son desenterrados en una excavación griega

Una impresionante estatua que representa al Hércules de la época romana fue descubierta en el antiguo sitio de Filipos, en el norte de Grecia.

Crédito: Ministerio de Cultura Helénico.

Como se indica en el anuncio del Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia, un equipo de la Universidad Aristóteles dirigido por la profesora Natalia Poulos —incluyendo veinticuatro estudiantes— llevó a cabo excavaciones en Filipos.

La magnífica estatua hallada es del período romano del siglo II d.C. y tiene un tamaño que podría considerarse más grande de lo habitual. Representa a un Hércules joven y desnudo, algo de lo que da fe un garrote fragmentado y un león que cuelga de la mano izquierda extendida de la escultura. Una corona de hojas de vid, unidas por una cinta en la parte posterior, cuyos extremos descansan sobre los hombros de Hércules, adorna aún más la obra.

La estatua antes d ser desenterrada. Crédito: Ministerio de Cultura Helénico.

Junto a la estatua, también se encontró una estructura ricamente decorada, potencialmente una fuente del siglo VIII o IX. Esto indica que el Hércules seguramente fue uno de los elementos decorativos. Debido a innumerables fuentes y los ricos datos arqueológicos de Constantinopla, se sabe que las estatuas del período clásico y romano adornaron edificios y espacios públicos hasta el período bizantino tardío. Por lo tanto, el hallazgo es indicativo de la forma en que se decoraban los espacios públicos en varias ciudades del Imperio bizantino, incluida Filipos.

La estatua reconstruida luego de ser desenterrada. Crédito: Ministerio de Cultura Helénico.

La ciudad fue establecida en 356 a.C. por el rey homónimo de Macedonia, Filipo II, en el sitio de la colonia Crénides (que significa ‘el lugar de las fuentes’) en Tracia, cerca de la cabecera del mar Egeo. Siglos después, fue abandonada tras la conquista otomana del siglo XIV. El municipio actual se encuentra cerca de las ruinas de la antigua ciudad y forma parte de la región de Macedonia Oriental y Tracia en Kavala, Grecia.

Filipos es actualmente el sitio arqueológico más importante de la región. Sin embargo, las primeras excavaciones no comenzaron hasta el verano de 1914 y pronto fueron interrumpidas por la Primera Guerra Mundial. Entre 1920 y 1937, los arqueólogos desenterraron un teatro griego, un foro, baños y las murallas de la ciudad. Después de la Segunda Guerra Mundial, los arqueólogos griegos regresaron al sitio y descubrieron varios edificios públicos.

El sitio de la excavación e Filipos. Crédito: Ministerio de Cultura Helénico.

Se planea que las excavaciones en el sitio se reanuden el año próximo de la mano del mismo equipo arqueológico de la Universidad de Aristóteles autor del reciente descubrimiento.

Fuente: Greek Reporter. Edición: MP.

Publicidad