Inicio Cosas que pasan Sarcófago de granito rosa es desenterrado cerca de El Cairo y aclamado...

Sarcófago de granito rosa es desenterrado cerca de El Cairo y aclamado como un «descubrimiento de ensueño»

Perteneció a un noble del antiguo Egipto que se desempeñó como Jefe del Tesoro bajo Ramsés el Grande.

El sarcófago hallado.

El sarcófago hallado.

El sarcófago de granito rosa de un noble egipcio de alto rango se ha encontrado en una antigua cámara funeraria cerca de El Cairo, donde ha estado reposando durante miles de años. Perteneció a Ptah-em-wia, quien se desempeñó como jefe del tesoro bajo Ramsés el Grande, y ha sido descrito por los arqueólogos como un «descubrimiento soñado».

Inscrito en todos los lados con emblemas, jeroglíficos y títulos, el ataúd de piedra de hasta 3.300 años de antigüedad se encontró en perfectas condiciones y en su tumba original a 23 pies bajo tierra.

La profesora Ola El Aguizy, quien descubrió el sarcófago en Saqqara, espera que el hallazgo arroje luz sobre quienes gobernaron Egipto después de Tutankamón.

La profesora Ola El Aguizy (en la foto), quien descubrió el sarcófago en Saqqara, espera que el hallazgo arroje luz sobre quienes gobernaron Egipto después de Tutankamón.

«Los jeroglíficos en el sarcófago certifican que es Ptah-em-wia y también los títulos mencionados en el sarcófago son los mismos que se encuentran en las paredes de la tumba misma», dijo la egiptóloga. «Solo destaca que es un noble y bastante cercano al rey, pues sus títulos relacionados con el templo de millones de años en Tebas prueban que tuvo un papel muy importante en la administración de esa época. Hoy en día podría equipararse al Ministro de Hacienda».

El sarcófago fue revelado en la cuarta serie de Tesoros Perdidos de Egipto, que se estrenó el domingo en National Geographic (disponible en Disney+).

Toneladas de arena

La tumba a nivel de la superficie fue descubierta por la profesora El Aguizy la temporada pasada, pero no pudo descender a la cámara subterránea hasta este año.

Los arqueólogos tuvieron que mover varias toneladas de arena para crear un pozo que pudieran usar para llegar al primer nivel de la tumba, que se encuentra cerca de la pirámide del rey Unas. Allí encontraron una mampostería de piedra de 3.000 años de antigüedad, que tuvo que ser reforzada antes de que pudieran descender más lejos con seguridad.

Tenía un pequeño hueco en el piso que ocultaba otro pozo, al que el equipo descendió sentado en un gran cubo de metal que tuvo que ser subido y bajado a mano. Este segundo nivel subterráneo era la cámara funeraria, y era donde yacía el sarcófago.

Saqueadores de tumbas

Encontrar el ataúd intacto y en la tumba de su dueño original son rarezas en Saqqara. Y si bien esta vez se halló en buenas condiciones, su tapa estaba rota y había sido dejada en la esquina de la habitación, según informó el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto. Los arqueólogos afirman que esto fue el resultado de ladrones de tumbas que abrieron y saquearon el ataúd.

Los ladrones de tumbas estaban activos en el área en la antigüedad, y la mayoría de las tumbas se reutilizaron varias veces para que no quedaran muchas de las pertenencias del propietario original. Sin embargo, Ptah-em-wia fue el constructor original de la tumba donde se encontró su sarcófago.

Su ataúd muestra un registro de todos sus títulos, incluido el de Gran Supervisor del Ganado y Escriba Real. Encabezó el tesoro del faraón egipcio, el rey Ramsés II, en la era posterior a la muerte de Tutankamón. También tiene una imagen de una figura humana con las manos cruzadas sobre el pecho y el rostro de Ptah-em-wia con una barbilla postiza.

«Este sarcófago es un buen ejemplo del estilo de sarcófagos del Imperio Nuevo para la élite», detalló Al Aguizy. «Está en granito y está inscrito con los emblemas habituales de los dioses: la nuez de la diosa del cielo en la tapa que cubre el cofre con sus alas abiertas para proteger al difunto, los cuatro hijos del dios-sol Horus rodeando el sarcófago con oraciones por la protección del difunto».

«Los rasgos de la cara y la barba también revelan las bellas características artísticas del arte del Imperio Nuevo y el alto rango del difunto», añadió.

Según el productor del programa, este es el «hallazgo de la temporada» y de gran importancia en el mundo arqueológico.

El equipo de la profesora El Aguizy ahora estudiará el sarcófago a fondo para descubrir toda la historia de la vida de Ptah-em-wia.

Fuente: Mota/DM. Edición: MP.

Publicidad