Inicio Cosas que pasan Tesla presenta a Optimus, un robot humanoide que podría llegar en 2027

Tesla presenta a Optimus, un robot humanoide que podría llegar en 2027

Elon Musk dice que eventualmente costará $ 20.000 y debería salir a la venta para 2027.

Tesla Bot.

El CEO de Tesla, Elon Musk, presentó el Bot de la compañía el viernes, y esta vez definitivamente no era un hombre disfrazado. Se trata de un robot con nombre en código Optimus que caminó sobre el escenario, saludó al público, y levantó los brazos en una especie de movimiento de baile muy lento.

«Nuestro objetivo es hacer un robot humanoide útil lo más rápido posible», explicó Musk, prediciendo que las ventas comenzarían probablemente dentro de tres años en el mejor de los casos y no más de cinco si se demora el desarrollo por algún motivo.

El robot no se mostró tan llamativo y hábil como otros —por ejemplo, el Atlas de Boston Dynamics—, pero es lo que Tesla pudo armar en menos de 8 meses. «El robot es capaz de hacer mucho más de lo que les mostramos. Simplemente no queríamos que se cayera de bruces», bromeó Musk en la presentación que tuvo lugar en el Tesla AI Day 2022, un evento diseñado para mostrar el robot y la tecnología de vehículos autónomos de la compañía.

En última instancia, Musk quiere construir millones de Tesla Bots y venderlos por $ 20.000 cada uno. Sin embargo, hay que tomar esas proyecciones con cuidado. Tesla ha tenido éxito como fabricante de automóviles, liderando al resto de la industria hacia un futuro de vehículos eléctricos, pero ha incumplido muchos plazos en el camino.

El esfuerzo de Optimus, aunque aún es temprano, se encuentra entre los más ambiciosos en el mundo de la robótica dado lo extendidos y capaces que Tesla espera que los robots puedan llegar a ser. Pero el progreso es difícil. Rivales como Boston Dynamics han trabajado durante años en robots humanoides, pero hasta ahora solo han producido prototipos. Más comunes son los robots con capacidades más limitadas, como los bots de entrega con ruedas o el Astro de Amazon, una tableta doméstica sobre ruedas equipada con cámara —que estará disponible en EE.UU. a fin de año—.

La tecnología de inteligencia artificial funciona mejor con trabajos limitados, pero la tecnología de pilotaje de automóviles y los robots de Tesla deben enfrentar una inmensa variedad de tareas en el mundo real. Asimismo, cabe destacar que Optimus probablemente llevará una vida «dentro del nido» al principio, ya que la compañía planea usarlo en sus propias fábricas.

Los primeros trabajos podrían incluir, por ejemplo, el transporte de piezas a robots convencionales en la línea de fabricación.

«La cantidad de situaciones en las que Optimus es útil crecerá exponencialmente», aclaró Musk. «Realmente, muy rápido».

Dos Tesla Bots en el escenario

El magnate mostró dos robots. El primer modelo andante se construyó con actuadores mecánicos disponibles en el mercado. El segundo, cuyas extremidades y dedos estaban controlados por los propios actuadores de Tesla, no podía caminar pero podía agarrar cosas con las manos. En un video, los bots podían hacer más, incluso levantar cajas y girar por la cintura.

«No estaba del todo listo para caminar, pero creo que caminará en unas pocas semanas», acotó Musk sobre el segundo robot Optimus.

El segundo prototipo de Optimus pesa 161 libras (73 kg). Utiliza una variación del mismo hardware informático que impulsa la tecnología de vehículos autónomos de Tesla, llamado FSD. Su paquete de baterías tiene una capacidad de 2.3 kilovatios hora, «perfecto para un día completo de trabajo», añadió un ingeniero. Consume alrededor de 100 vatios de potencia sentado y 500 vatios cuando camina a paso ligero. Eso es algo así como una PC para juegos de gama alta.

El primer robot caminó a un ritmo lento y arrastrando los pies, con un pie colocado justo delante del otro. Sus rodillas dobladas le daban un andar algo remilgado. Era capaz de girar y flexionarse en la cintura. Su cuerpo estaba tachonado con leds en su mayoría verdes, y su torso presentaba una gran CPU con dos coolers para enfriar los procesadores.

Los ingenieros de Tesla enfatizaron los grados de libertad en los robots Optimus, esencialmente las diferentes formas en que podría doblarse o torcerse en diferentes articulaciones. Por ejemplo, el cuerpo completo del robot tiene más de 200 grados de libertad, 27 de ellos solo en las manos.

Tesla usa el mismo software de inteligencia artificial para controlar el Tesla Bot que usa en sus autos. Se aplica parte de la misma tecnología, como medir la «ocupación» de áreas cercanas.

Musk no se contuvo en las promesas de ciencia ficción para el futuro cercano. Con los robots trabajando, la economía entra en una nueva era, un «futuro de abundancia, un futuro donde no hay pobreza, un futuro donde puedes tener lo que quieras en términos de productos y servicios», concluyó Musk. «Realmente es una transformación fundamental de la civilización tal como la conocemos».

Fuente: CNET. Edición: MP.

Publicidad