Un inevitable megaterremoto causará daños catastróficos en California

Los sismólogos han advertido de forma reiterada que todo el sur del estado californiano puede quedar aislado en caso de lo que parece ser un inevitable desastre natural.

sanandreas

Todo lo que llega al sur de California –como gas, electricidad, agua, carreteras y vías férreas– lo hace a través de la falla de San Andrés, de 1.286 kilómetros de extensión. Por lo tanto, cuando el fenómeno suceda todo el suministro quedará interrumpido, lo que afectará a 20 millones de personas.

Algunos científicos estiman posible que el sur de California sea sacudido en cualquier momento por un fuerte sismo de magnitud 8,2, publica Los Angeles Times. Un temblor de esta potencia sería mucho más destructivo para el área de Los Ángeles que, comparativamente, el reciente terremoto en México, dado que la falla de San Andrés se encuentra más cerca de las zonas densamente pobladas.

El megaterremoto más reciente en tierras del sur californiano se produjo en 1857, pero en aquel entonces era aún escasa la población del lugar. En la actualidad, los especialistas predicen que un fenómeno telúrico de esa magnitud rompería la falla de San Andrés desde el mar de Salton, cerca de la frontera mexicana, hasta el condado de Monterey. La falla, que se ubica a unos 48 kilómetros del centro de Los Ángeles —ciudad de cuatro millones de habitantes—, se desplomaría a lo largo de los condados de Los Ángeles, Riverside y San Bernardino.

«Un terremoto de magnitud 8,2 en esa falla causaría daños en todas las ciudades del sur de California», opina la sismóloga Lucy Jones.

En 2008, el Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por sus siglas en inglés) difundió un hipotético escenario de lo que sucedería en caso de un terremoto de magnitud 7,8 en la falla de San Andrés, lo que permitió también estimar sus consecuencias. «El número de muertos por desastre natural podría ser uno de los mayores en la historia de EE.UU.: cerca de 1.800 (…) Y casi 50.000 personas podrían resultar heridas», reza el informe.

Daños catastróficos a la infraestructura

Las principales autopistas que conducen a Las Vegas y Phoenix, ubicadas sobre la mencionada falla, serían destruidas. El derrumbe de los edificios representaría una de las mayores amenazas para los residentes. La sismóloga Jones cree que entre 500.000 y un millón de personas podrían perder sus hogares.

La descarga de energía podría producir un tsunami en la bahía de San Francisco destruyendo el puente Golden Gate.

La descarga de energía podría producir un tsunami en la bahía de San Francisco destruyendo el puente Golden Gate.

El sur de California podría en tal caso quedar aislado por algún período de tiempo, y en el peor de los casos todo el oeste de EE.UU. se encontraría sin electricidad. Además, el temblor provocaría fuertes incendios. Si ocurre durante un tiempo lluvioso, tendrán lugar muchos deslizamientos de tierra.

Loading...