Una profesora de Gran Canaria realiza una prueba de glucosa a 23 niños sin supervisión médica y ¡con la misma aguja!

La alarma ha estallado entre los padres de los alumnos de un instituto de Gran Canaria al saber que sus hijos han sido sometidos a una prueba de glucosa que les ha realizado su profesora, sin ningún conocimiento médico, sin apoyo de personal sanitario, y lo que es peor, a todos con la misma aguja.

La docente, ante las críticas de los padres que piden depurar responsabilidades, ha alegado que pensó que la aguja se cambiaba automáticamente. Desde el centro restan importancia a lo ocurrido porque ningún menor se ha visto afectado.

La Consejería de Educación ha abierto una investigación pero los padres de los alumnos están indignados y asustados por las consecuencias que este acto puede tener. Ahora los menores deben someterse a pruebas cada seis meses para descartar cualquier tipo de enfermedad contagiada a través de la aguja.

La prueba se llevó a cabo durante una jornada sobre la diabetes en la que se trataba de dar a conocer más información sobre esta enfermedad.

Loading...