Adara, Gran Hermano 17, se desnuda en Interviú

Adara, Gran Hermano 17, se desnuda en Interviú

Adara Molinero, una de las concursantes más polémicas de Gran Hermano 17, se ha desnudado en Interviú tras romper con su compañero de edición Pol, con el que ha mantenido una relación de 11 meses. La joven, de 24 años, ha declarado al programa “MorninGlory” que no hubiese posado si hubiera seguido con el catalán. “No lo hubiese hecho por respeto”, explica y añade que no cree que a su expareja le hubiera gustado que posara desnuda.

En Interviú, la madrileña comenta que no se habla con ninguno de sus compañeros de Gran Hermano 17 y explica cómo se produjo su ruptura con Pol. “Lo dejé todo por él, lo di todo por nosotros y de repente un día, sin esperarlo, me dice que necesita tiempo, que se va a casa de sus padres. Y no hemos vuelto a vernos”, cuenta.

Adara, Gran Hermano 17, se desnuda en Interviú

“Decidimos darnos un mes para saber cuáles eran nuestros sentimientos, pero yo no aguanté. Le llamé a las dos semanas para decirle que estaba sufriendo muchísimo, que quería arreglarlo. Él no me dijo que me echaba de menos, que me quería o que volviera. Que se acabó, no tuvo ninguna intención de arreglarlo“, aclara.

Aunque asegura que no quiere hacerle daño, piensa que a Pol le queda mucho por vivir. “Teníamos discusiones como una pareja normal. Pol no tiene carácter y yo soy un volcán. Él es más tranquilo, a mí me gusta salir más, arrastrábamos heridas de GH…”, comenta y recuerda que lo dejó todo para irse a vivir con él y que no quería ser una carga. “Nunca le he prohibido salir con sus amigos, tener contacto con amigas, ha salido de noche sin mí, en los bolos las chicas les daban besos en la cara. Soy celosa pero entiendo quién es y lo que hace ¡Es que no fui yo!”.

A Adara le hizo mucho daño que Pol comentara que la había dejado por su salud mental. “No estoy loca”, asegura y sobre su ruptura a través del teléfono, confiesa: “Ha sido el único hombre del que me he enamorado, no soportaría verle”. Explica que le ha costado mucho levantarse cada mañana, que ha perdido peso y que ha necesitado ayuda psicológica.

Aunque no se habla con nadie de su edición de Gran Hermano reconoce: “Me hablaría con todos menos con Bea y Miguel por las burradas que han dicho de mí. Son los que más daño me han hecho”. También menciona a Kiko Hernández y a Sálvame entre sus enemigos, pero salva a Belén Esteban a la que incluye en una lista junto a Dulceida y Sofía Suescun en la que se encuentran las personas que se han portado bien con ella. También es crítica con Gran Hermano Revolution y opina: “Han violado la casa al meter a 100 personas. Entiendo las críticas”.

Loading...