Inicio Chiiist! Ainhoa Arteta reaparece y manda su mensaje más esperado

Ainhoa Arteta reaparece y manda su mensaje más esperado

Buenas noticias las que llegan de Ainhoa Arteta. La soprano está viendo la luz al final del túnel tras unas semanas durísimas en las que ha tenido que afrontar graves problemas de salud. Después de un tiempo alejada de los escenarios, de los estudios de grabación y de las redes sociales, la vasca ha reaparecido en Instagram para transmitir esperanza a sus fans.

Con una foto suya y un potente mensaje ha informado de que su evolución es positiva y de que pronto volverá a la acción. «Por fin puedo decir que ya la mejoría es muy evidente y que falta muchísimo menos para poder estar con todos vosotros !!! que tanto ánimo y apoyo me habéis brindado y del que estoy segura que sin él no hubiera sido posible mi recuperación», comienza diciendo. Ainhoa agradece uno por uno a todas las personas que han estado ahí: «Gracias por vuestra Energía Apoyo Cariño RESPETO MÁXIMO nunca olvidaré lo que he sentido … que sin ninguna duda me ha dado muchas lecciones de vida y coraje para seguir», finaliza. Fiona Ferrer, Antonia San Juan o Raquel Meroño han sido solo algunas de las amigas que se han alegrado de esta buena noticia.

El inicio definitivo de su recuperación comenzó el pasado 3 de noviembre, cuando fue operada en Berlín «de este tren que me ha arrollado», según contó en palabras a Vanitatis. Y motivos para olvidar este accidentado 2021 tiene de sobra porque ha sido un año en el que la buena salud le ha sido esquiva.

Ainhoa Arteta, cantando / Gtres

Sus problemas comenzaron unos meses antes de verano. Se infectó de COVID-19. Una vez recuperada llegó el mayor problema: una inflamación en las venas dentro de las rótulas por la que tuvo que entrar en una cámara hiperbárica. El 23 de julio sufrió un cólico nefrítico que le mandó directamente a la UCI durante diez días. Un episodio este que tuvo una gravedad importante porque la mantuvo en coma inducido durante seis días. Después de un verano estando muy delicada, en septiembre llegó otro susto importante: un infarto de larga duración que le gangrenó sus extremidades hasta tener la necesidad de amputarle dos dedos, uno de la mano y otro del pie.

A estas dolencias de salud se sumaron una espiral negativa también en lo personal. Su matrimonio con Matías Urrea hacía aguas, estallando por los aires justo cuando se cumplían dos años de su boda que finalmente resultó no haberse celebrado. Esto fue el remate para una Ainhoa Arteta que ya no tenía fuerzas para soportar más reveses. Para intentar encontrar la paz se refugió en su casa de Ispáster, en el País Vasco.

Ainhoa Arteta y Matías Urrea, en una imagen de archivo / Gtres

Pero aún habría más porque algunas voces acusaron a su hija, Sarah Croft, de filtrar información que afectaba negativamente a su madre. Un asunto desagradable que la propia Ainhoa Arteta desbarató rápidamente. Una vez ha pasado el tormento vivido, la soprano está decidida a volver con más fuerza que nunca.

Publicidad