“Algunos no entienden que cante ‘Suspiros de España’ y sea independentista”

En menos de medio minuto, dos vaciles. El periodista recibe al entrevistado en su terreno, una sala diáfana en la tercera planta de un diario más que centenario, y cree que le estará permitido llevar la dirección de la conversación. Pero José Gómez Romero ‘Dyango’ (Barcelona, 1940), presume de holgada experiencia como para reconducir el asunto por dónde él quiere y un excelente humor que le hace ganar esta partida imaginaria antes de comenzarla. El cantante presenta Y ahora qué, su álbum número 54, y cuyo título no hace referencia a nada personal. No se trata de un balance ni un “ahora qué, Dyango, hasta cuándo cantarás” porque sabe que solo soltará el micro cuando las fuerzas no sean suficientes para sostenerlo. Es el título de una canción que alude a esa pareja en crisis que se pregunta cuál de los dos comenzó a discutir por una sandez. “Una de las mejores canciones que he cantado en la vida”, afirma el artista.

Con este, son ya 54 discos publicados. No sé si alguien superará a Celia Cruz pero, ¿de dónde sacas la energía para llegar a esa asombrosa cifra? ¿Conoces a algún otro de tu generación que haya publicado tanto?

Me ayudan siempre (risas). Sí, hombre, Raphael debe llevar más o menos. La gente que lleva muchos años en el mundo de la canción ha de tener no menos de 40 discos. Y son muchos, una barbaridad. Yo no me acuerdo de muchos temas que he grabado.

Confirmas entonces que eso llega a ocurrir.

Una señora, en un teatro de Ecuador, me pidió una vez una canción y le contesté que no era mía. Se marchó y regresó con un disco mío que incluía la canción (risas). Eso nos pasa a casi todos. Es normal cuando tienes tanta música grabada: los éxitos los vas repitiendo pero no todas las canciones de un disco son éxito; lo son una o dos y en algunos álbumes, ninguno. Y la gente quiere escuchar los éxitos. El resto de canciones no vuelves a cantarlas nunca. Y digo nunca. Así que no te acuerdas. Sinatra terminó de grabar porque no recordaba las letras de las canciones. Y yo, ¡tres cuartos de lo mismo! (risas).

El artista confiesa que quiso retirarse en 2014 pero ha regresado porque no puede evitar seguir cantando

Dyango canta bajo la lluvia en Catamarcaya (Argentina). Dyango canta bajo la lluvia en Catamarcaya (Argentina). (Otras fuentes)

Dices que Y ahora qué alude al amor desgastado de una pareja y añado que puede encajarse en una pareja de 16 años u otra que lleven 50 años juntos.

Desde luego; el amor es para los jóvenes, sobre todo. Para los viejos también, pero con paciencia. El amor hay que cuidarlo: con la música, es lo más bonito que Dios nos ha dado en la Tierra.

En 2014 pensaste en retirarte; al menos, de los conciertos. ¿No has podido, no te han dejado?

No puedo aguantarme. Yo suelo contestar que me estaba cantando encima (risas). Dije que dejaría las giras, los teatros, el ir de aquí para allá, como he hecho toda la vida. Aeropuerto, teatro, hotel, una nueva ciudad… Así ha sido mi vida. Me compré una casa bonita y me propuse vivirla intensamente pero qué coño. Aquí estoy otra vez.

Cuando cantas es innegable que también interpretas. ¿Te agarras a tus vivencias, a tu interior, a historias que conoces para transmitir el sentimiento que lleva la letra?

Cuando uno canta debe pensar en algo tuyo, en algo que te ha ocurrido. En mi caso siempre hay una mujer en mi mente. Y es la mía. Tengo un sol de mujer, a la que llevo 13 años sigue siendo guapa; esas mujeres que envejecen con la misma belleza.

¿Sigues enamorado?

Sí, aunque ese amor del principio se convierte en otra historia, ya lo verás, ya te tocará. Y es incluso más fuerte que el que sentías de joven, que no podías vivir sin ella. Pasa lo mismo pero en otro sentido. Puedes estar sin ella pero queriéndola cada día más.

Yo he tenido siempre la ilusión y la fe, soy mayor y no sé si lo veré, pero te aseguro que mis nietos sí verán una Catalunya independiente”

Dyango

Cantante y pintor

Izan, hijo de Marcos Llunas, es nieto de Dyango. Participó en el programa 'La Voz Kids'. Izan, hijo de Marcos Llunas, es nieto de Dyango. Participó en el programa ‘La Voz Kids’. (Telecinco)

Ahora que ha pasado un tiempo, ¿sigues creyendo que es mejor querer y después perder que nunca haber querido?

Claro, claro. Ese título… Es que si nunca has querido no has conocido el amor.

Eres una leyenda viva en Latinoamérica, particularmente Argentina. ¿En qué es distinto su público al español?

Hay que decir la verdad, sí. Es más entregado, que nadie se me ofenda pero es así. Es como el Barça: yo soy culé, he ido mucho al campo y no veo que haya una respuesta tan brutal como, por ejemplo, en el de Boca Juniors. El nuestro es un público muy entendido en fútbol pero que aplaude como si estuviese en la ópera. Hay que vibrar más con lo que nos hace felices, y más ahora, que tenemos a Messi. Yo he visto partidos de Boca contra River y ‘la Bombonera’ parece que se te cae encima. El Atleti es un poco así. Para esto los catalanes somos un poco… Va, lo diré, un poco pichafredes.

He de felicitarte por el grandísimo papel que bordó Izan, tu nieto hijo de tu hijo Marcos Llunasen el programa ‘La Voz Kids’. ¿Tiene heredero el heredero de Dyango una generación más?

Es un fenómeno. No ganó, y aunque pongamos que por ser el abuelo lo veo de una forma distinta, tenía una forma de cantar y una voz y estilo con once años como para ganar. Bueno, no ganó pero que nadie me discuta si no era el más guapo de todos. No debe ser nieto mío… (risas). Jordi, mi otro hijo y que vive en Miami, también canta. Y yo soy heredero de mi padre, que era músico de profesión. Yo estudié en el conservatorio toda la carrera de trompetista y casi acabé la de violinista.

La pintura es el arte más sacrificado del mundo. Un pintor muy rara vez recibe un aplauso, es muy jodido. Y duele exponer y vender dos cuadros en un mes”

Dyango

Cantante y pintor

Imagen del mosaico que se ha realizado en el camp Nou con motivo del concierto por la independencia de Catalunya 'Concert per la LLibertat'. Foto David Airob Imagen del mosaico que se ha realizado en el camp Nou con motivo del concierto por la independencia de Catalunya ‘Concert per la LLibertat’. Foto David Airob (David Airob)

¿Cómo va la pintura? ¿Qué falta para que te animes a organizar una nueva exposición y que podamos verla?

Creo que pinto bien, mira. Pero la pintura es el arte más sacrificado del mundo. Un pintor muy rara vez recibe un aplauso, es muy jodido. Expones, el primer día (en mi caso) se llena, “hombre, Dyango”, pero ¿para vender un cuadro? Te vuelves loco. No se compra arte; un cuadro cuesta dinero y tú no puedes dejarlo barato porque con las horas que has estado… Duele exponer y vender dos cuadros en un mes. He regalado mucho más que he vendido, sobre todo para rifas benéficas. Al final pinto para mí pensando en que alguien los verá y los querrá un día.

Te posicionaste en 2013 y fuiste de los primeros personajes conocidos en declararte independentista. Tiene mérito porque cantas mucho en español. ¿Cómo viviste las reacciones?

Yo he tenido siempre la ilusión y la fe, soy mayor y no sé si lo veré, pero te aseguro que mis nietos sí verán una Catalunya independiente. Tenemos un país extraordinario en todos los aspectos y somos buena gente. ¿Algún tramposo? Claro que sí, pero somos latinos y eso es inevitable (risas). Cuidado, que quiero a España y he cantado muchísimo por toda la geografía. Me preguntaban en un programa de 13 TV que cómo era posible que un hombre que ha cantado Suspiros de España acuda a cantar al Concert per la Llibertat. Pues oiga, es lo que yo siento. Suspiros de España es una canción bellísima pero también he cantado tango argentino, valses peruanos y boleros de México. He hecho de todo y Suspiros de España es el mejor pasodoble que hay. No lo entendían. Y sí puede ser, queriendo como quiero a España, donde me han querido tanto a mí, donde me han tratado con tanto cariño siempre.

¿El independentismo es tu caso es una cuestión sentimental o también económica?

Principalmente sentimental. La mayoría es porque lo llevamos en el corazón. Y mis apellidos son Gómez Romero. Eso le choca a algunos pero tengo otros más lejanos como Duc, Miró, Fabregat… Mi abuelo ya nació aquí.

¿Prevés que se llegue a celebrar un referéndum con garantías y pactado con el Estado?

No sé, políticamente me cuesta entender las cosas. Te dicen una cosa, resulta que es otra, te lían. Se están haciendo esfuerzos para que sea consensuado pero no dan su brazo a torcer.

¿Y si sale que no?

Para ellos, si pensaran un poco, sería muy fácil. Si ya se hizo una votación y salió que no, y yo me llevé un desengaño tremendo. Que permitan hacer el referéndum, no se pide más.

Ya se hizo una votación y salió que no, y yo me llevé un desengaño tremendo. Que permitan hacer el referéndum, no se pide más”

Dyango

Cantante y pintor

Dyango celebrando su cumpleaños en Buenos Aires, donde es más que una celebridad. Dyango celebrando su cumpleaños en Buenos Aires, donde es más que una celebridad. (Robert Mur)
Loading...