Ana Boyer y Fernando Verdasco eligen la isla de Mustique para su boda blindada

Ana Boyer y Fernando Verdasco ya lo tienen todo lo listo para su boda, que se celebrará este viernes en la isla caribeña de Mustique. La pareja ha vendido la exclusiva de su enlace por lo que la ceremonia se mantendrá en la intimidad. Los novios han elegido la playa de Macaroni para casarse y contarán con medio centenar de invitados.

Entre los asistentes estarán todos los hermanos por parte de madre de Ana Boyer. Julio Jr., que será el padrino de la novia, Enrique y Chabeli, fruto de la relación entre Isabel Preysler y Julio Iglesias, y Tamara Falcó, hija de Carlos Falcó, que además se encarga de la organización de la boda. Asistirá también su madre son su actual pareja Mario Vargas Llosa, algo que ha sorprendido debido a los rumores de una relación tensa entre Ana y el escritor.

Por parte del novio se contará con la asistencia de caras conocidas como su amigo, y también tenista, Feliciano López, así como de la familia Carmona. Su compañero de profesión Rafa Nadal todavía no ha confirmado asistencia. Algo que sí se sabe por cierto es que los novios se han encargado de cubrir los gastos de estancia en la isla de todos sus invitados, en un hotel cercano a la playa cuyas habitaciones con desayuno incluido comportan unos gastos de 1500 euros por noche aproximadamente.

Según han publicado en sus respectivas cuentas de Instagram, las marcas elegidas para hacer el vestido y el traje de los novios son Pronovias y Pedro del Hierro, respectivamente. Ambas firmas son algunas de las encargadas de patrocinar la boda.

Algo que se ha comentado durante días era la presencia de los hijos del ministro socialista Miguel Boyer, fruto de su primer matrimonio. Finalmente los hermanos mayores de Ana Boyer no asistiran a la mediática cita en medio de Caribe porque no han sido invitados. Laura, la mayor, se ha pronunciado al respecto y ha asegurado que “Isabel Preysler no ha hecho nada para que Ana nos tenga cariño”.

Los novios, que se conocieron en Ibiza durante unas vacaciones en 2013, se casarán finalmente este viernes en la isla de Mustique en el Caribe. Han buscado un lugar íntimo para la celebración y para pasar unos días en tranquilidad junto a sus invitados, quienes deberán encargarse de pagar su propio billete de avión, ya que el resto de gastos corren a cargo de la pareja.

Los novios han buscado un lugar íntimo para la celebración y para pasar unos días en tranquilidad junto a sus invitados

Loading...