Antonella Roccuzzo, la pasión ‘negra’ de Leo Messi

En sus círculos más íntimos la ­llaman la Negra, todos la conocen como la novia de Messi, pero su verdadero nombre es Antonella Roccuzzo. Tímida y morena (¿de ahí lo de la Negra?) a su llegada a Barcelona, poco a poco se ha convertido en una castaña de armas tomar que confía su melena al azulgrana de pro que es el estilista Josep Pons y su vestuario en las ocasiones que lo merecen a Rosa Clará. Y a combinaciones casual pero siempre de firmas de lujo para el día a día.

Aunque ha llevado una vida relativamente anónima desde que en el 2010 llegó a Barcelona, al final se ha destapado como una mujer que va más allá de la típica “novia de …”. Es una mujer de carácter que sabe lo que quiere y que marca tendencia: en su cuenta de Instagram tiene 3,5 millones de seguidores, muy atentos a lo que lleva y a lo que dice. Y a su reciente anuncio de que pronto abrirá en el paseo de Gràcia barcelonés la primera tienda de zapatos de Ricky Sarkany. Lo hará junto a su amiga Sofía Balbi, la esposa de Luis Suárez, con quien ha forjado una relación excelente puesto que las dos familias son vecinas en Castelldefels e incluso llevan a los niños a la misma escuela.

Empezó a estudiar odontología y comunicación social y al final se decantó por la fisioterapia

Roccuzzo, la segunda de las tres hijas del propietario de los supermercados Único de Rosario, ha decidido por fin hacerse empresaria de moda. Pero tuvo sus dudas. Tras estudiar en una escuela metodista, primero comenzó odontología en la universidad pública, después probó suerte en comunicación social y finalmente optó por nutrición y fisioterapia.

¿Su historia de amor con el mejor jugador del mundo? Cuando era todavía una niña, recibió una carta del vecinito con el que jugaban a “familias” a orillas del río Paraná que le decía “algún día serás mi novia”. Y lo fue. Esta pequeña pero decidida argentina que también sabe lo que es hacer deporte (practicó gimnasia deportiva de los 7 a los 13 años) ha sido la “mejor amiga” de Leo Messi desde que tenía diez u once años (con la interrupción forzada de cuatro años cuando el astro argentino se trasladó con toda su familia a Barcelona en el 2000) y lo será hasta el próximo verano, cuando se case con el probablemente mejor jugador del mundo en Rosario.

Leo Messi y Antonella Roccuzzo en la alfombra roja del Balón de Oro 2013
Leo Messi y Antonella Roccuzzo en la alfombra roja del Balón de Oro 2013 (Melanie Duchene / GTRES)

Messi y Roccuzzo se casarán ante sus dos hijos (Thiago, de 4 años, y Mateo, de 1), a los 29 y 30 años, respectivamente. Pero se conocen desde siempre. O casi. Y su relación tiene el guión de película rosa. Más si se tiene en cuenta que ella no sólo ha sido el amor de siempre del futbolista que según Forbes ha ganado 77 millones durante su carrera, sino que es además la prima del amigo íntimo del jugador azulgrana. Se trata de Lucas Scaglia, centrocampista del Deportivo Cali, de Colombia, con quien Leo coincidió en la cantera del Newell’s Old Boys.

De Antonella se supo poco, o nada, hasta el 2009. Fue durante una entrevista cuando la Pulga (así llaman cariñosamente al jugador en Argentina) respondió a los periodistas del programa Hat-trick Barça que sí, que tenía una relación. Era el 26 de enero del 2009. Ya hacía cuatro años que a la vuelta a Rosario de vacaciones, Messi coincidió con su vecina preferida en la calle (ese día Antonella Rocuzzo se había saltado la escuela) y por fin se hicieron novios de verdad.

Messi y Roccuzzo se darán el “sí, quiero” en 2017

Sin necesidad de nombrarla, la Pulga advirtió al mundo de la presencia de Antonella Roccuzzo, a la que ayudó especialmente a su­perar el fallecimiento de su mejor amiga en un accidente de tráfico La confirmación oficial de que el romance iba en serio tuvo lugar antes del Mundial de Sudáfrica 2010, cuando Roccuzzo viajó por primera vez a Barcelona para instalarse en Castelldefels.

Dos años más tarde, el 2 junio del 2012, una celebración de Messi con la camiseta argentina tras un gol a Ecuador confirmó el rumor de que Antonella estaba embarazada de su primer hijo: Thiago, que nació el 2 de noviembre de ese año. Luego, al final de la liga europea 2014-15 que acabó con el Barcelona como ganador del triplete Copa del Rey-Champions-Liga, un Messi más feliz que nunca confirmó en Facebook que Antonella estaba esperando el segundo hijo. Mateo nació el 11 de septiembre de 2015.

Leo Messi y Antonella Rocuzzo en México en 2010
Leo Messi y Antonella Rocuzzo en México en 2010 (AP Photo)
Loading...