Así es el niño de ‘El resplandor’ en la actualidad

Danny Lloyd era solo un crío de seis años cuando fue elegido para dar vida al hijo de Jack Nicholson en El resplandor, una de las películas de terror más icónicas del cine. Su Danny Torrance era un niño que se dedicaba a recorrer en triciclo los pasillos del hotel Overlook donde su familia se había mudado temporalmente, ya que el patriarca había conseguido un trabajo como vigilante del establecimiento durante los meses de invierno.

La película, dirigida por Stanley Kubrick y basada en la novela homónima de Stephen King, se estrenó en 1980 con un gran éxito de taquilla. El resplandor fue su debut en la gran pantalla, y después de aparecer en un pequeño papel en Will: The Autobiography of G. Gordon Liddy, una TV movie sobre el caso Watergate en 1982, dijo adiós a la industria del cine.

Danny Lloyd tiene 45 años y es profesor de biología
Danny Lloyd tiene 45 años y es profesor de biología (The Guardian)

Cuando se cumplen 37 años del estreno de la cinta de culto de Kubrick, Lloyd ha concedido una entrevista al diario The Guardian en la que habla de su experiencia en el filme. Aquel pequeño con habilidades psíquicas que acaba sufriendo la violencia de un progenitor trastocado por el insomnio, la incomunicación y sus propios fantasmas, es ahora un hombre de 45 años recién cumplidos con cuatro hijos que ejerce de profesor de biología en una universidad de Kentucky (EE.UU.).

Lloyd recuerda que interpretó el personaje por pura casualidad, gracias a que su padre insistió en que se presentara al casting. “Me dijo que siempre estaba corriendo e intentando llamar la atención, así que mandó mi foto. Creo que fue como una broma, la verdad”, afirma. El chico superó las audiciones y se hizo con el papel. Al parecer, su capacidad de concentración fue lo que motivó a Kubrick para decantarse por ese niño de mirada inteligente y pelo rubio. El rodaje tenía que durar unas 17 semanas, pero se alargó casi un año.”No sabíamos en lo que nos estábamos metiendo”, explica al diario.

Lloyd recuerda a Kubrick como un tipo genial que jugaba con él en el rodaje de la película

Durante la grabación, Lloyd no era consciente de que estaba inmerso en una producción de terror y recuerda al director como un tipo genial que jugaba con él. “Era un tío mayor con barba, pero no recuerdo tenerle miedo ni estar intimidado ni nada”. Lo que más le atrajo de poder participar en esa historia angustiosa fue la posibilidad de conducir el triciclo a sus anchas dentro del hotel. Sin embargo, comenta con tristeza que le prometieron quedarse con el vehículo tras finalizar el rodaje y al final “nunca llegó”.

Lloyd dice que vivió una buena experiencia al lado de Nicholson, Shelley Duvall, Kubrick y las gemelas Lisa and Louise Burns, con las que solía comer sándwiches de mantequilla de cacahuete, pero el cine no fue nunca su auténtica ambición.

Las gemelas Lisa and Louise Burns
Las gemelas Lisa and Louise Burns (Warner Bros)

Se presentó a varias audiciones durante su juventud, sin demasiado éxito. “Según me hacía mayor, se hizo aburrido”, declara. Tuvo que trabajar en una granja para pagarse sus estudios universitarios y lamenta que la prensa se hiciera eco de rumores absurdos sobre su persona: “Una vez leí que tenía seis hijos y vivía en una granja de cerdos”.

En sus clases no explica a sus alumnos que trabajó en El resplandor y no tiene intención alguna de volver a actuar. “Estoy contento de cómo me han ido las cosas y no me arrepiento de haber trabajado en la industria cinematográfica ”, asegura. Eso sí, Lloyd ha querido aportar su experiencia colaborando de forma especial en el documental Filmworker (2017), de Tony Zierra, sobre la figura de Leon Vitali, actor inglés y mano derecha del maestro Kubrick.

Tras ‘El resplandor’ se presentó a varias audiciones sin demasiado éxito

Loading...