Así es Katrin Jakobsdottir, la mujer que ha conseguido equiparar los sueldos entre ambos sexos

No es la primera mujer en hacerse con el poder en Islandia -Jóhanna Sigurdadóttir ya lo logró en 2009- pero ella no lo ve como una medalla de la que presumir sino como una total injusticia. “Es muy raro que yo sea la segunda, debería se la número 15 o así”, dijo al aceptar el cargo Katrín Jakobsdóttir. “Así que para rectificar esta injusticia tendría que haber 15 primeras ministras después de mí”.

Jakobsdóttir es conocida como “la política de más confianza de Islandia”, algo inaudito debido al gran nivel de desconfianza en los políticos que impera en estos momentos. Líder del Movimiento de Izquierda-Verde, ecologista, pacifista y feminista ha conseguido unir a la izquierda y a la derecha para formar una coalición bajo su mandato.

IKatrin Jakobsdottir durante un debate en televisión en Reykjavik. EFE/EPA/Birgir Thor Hardarson
IKatrin Jakobsdottir durante un debate en televisión en Reykjavik. EFE/EPA/Birgir Thor Hardarson

Pero más allá de ser la segunda mujer en el puesto de primera ministra, la islandesa quiere convertir su país en el más igualitario del mundo. La prueba de ello es la prohibición por ley que los hombres puedan cobrar más que las mujeres en trabajos de la misma categoría -ha sido el primer país en establecerlo- y se ha marcado el 2022 como fecha límite para acabar con la brecha.

Es una realidad que en Islandia las mujeres lo tienen más fácil. Uno de los temas más polémicos que gira en torno a la maternidad, el permiso parental, allí el padre y la madre se lo pueden dividir a partes iguales. Y, aunque aún queda un largo camino por recorrer, según el World Economic Forum , Islandia es el mejor país en el mundo para las mujeres.

Acaba de prohibir por ley que los hombres puedan cobrar más que las mujeres en trabajos de la misma categoría

En esto se ha puesto manos a la obra la ministra, cuya campaña electoral se centró en las políticas para aliviar la desigualdad, la lucha contra el cambio climático y una mejora del sistema de salud y educativo. Su principal respaldo son los votantes de 18 a 29 años y las mujeres, aquellos que sufren más las consecuencias de una mala gestión política.

Graduada en 1999 por la Universidad de Islandia, Jakobsdóttir tiene una licenciatura de filología Islandesa durante la que también se especializó en francés. En 2004 obtuvo un master en literatura islandesa con especialización en novela negra.

Está casada con un filósofo, Gunnar Örn Sigvaldason, y ambos tradujeron hace unos años un libro sobre cómo educar en la conciencia ecológica a los niños. Y, antes de centrarse en la política, trabajó como periodista en la televisión estatal RÚV. En 2007 su vida dio un revés cuando entró por primera vez en el Parlamento y un año más tarde se convertiría en ministra de Educación, Ciencia y Cultura, además de ocupar la cartera de Cooperación Nórdica.

Fue entonces cuando su gran carisma empezó a brillar y a cautivar a todos hasta el punto de arrojar un poco de luz en un momento de agravado pesimismo en torno a la situación política.

Su principal respaldo son los votantes de 18 a 29 años y las mujeres, aquellos que sufren más las consecuencias de una mala gestión política

Loading...