Así son las increíbles mansiones de Donald Trump

El actual presidente de los EEUU es el que mayor patrimonio inmobiliario acapara de los 45 que ha habido, incluyéndole a él mismo en la cifra. A años luz de todos los demás –alrededor de 60 propiedades, posee también casinos, campos de golf y una cadena de hoteles– Donald Trump es el primero que no necesita el refugio secreto y campestre de Camp David para retirarse a descansar u organizar una cumbre al más alto nivel. Llegó a la Casa Blanca como un magnate del acero y el cristal (en España diríamos del ladrillo pero allí los rascacielos juegan en otra liga) y sigue adquiriendo propiedades para incrementar un peculio que causa sonrojo. La última, una bodega en Charlottesville que dirigirá su hijo Eric. De hecho, de los 220 días que lleva como presidente, ha pasado más de un cuarto del total en alguna de sus múltiples propiedades y fuera de la Casa Blanca. Les invitamos a conocer algunas de ellas.

El valor del ático de la Trump Tower se estima en unos 64 millones de dólares, si bien a él le gusta elevar la cifra a 200 millones

Vista del ya famoso ático de la Trump Tower, en la Quinta Avenida. Vista del ya famoso ático de la Trump Tower, en la Quinta Avenida. (Pinterest)

La joya de la corona es, naturalmente, el ático de la Trump Tower, en el 725 de la Quinta Avenida y su residencia oficial en Nueva York. De hecho, allí tiene las oficinas de su emporio empresarial, la Trump Organization. Sus tres plantas –se trata de un soberbio tríplex y Barron, su hijo menor, tiene piso propio– ocupan más de 10.000 m2 y están decoradas con profusión de detalles rococó imitando un estilo versallesco que, si bien en la corte de Luis XIV era el clímax de la opulencia, hoy provoca el llanto amargo hasta en el diseñador escandinavo más flexible. Su valor se estima en unos 64 millones de dólares si bien a él le gusta elevar la cifra a 200 millones.

Para descubrirse es Mar-a-Lago, en Palm Beach (Florida), una más que suntuosa mansión de 128 habitaciones a finales de los años 20 por la rica heredera construida por la heredera de Marjorie Merriweather Post. La señora Post la donó al Gobierno pero fue devuelta a la familia en 1980, ya que el coste de mantenimiento ascendía a algo más de un millón de dólares anuales. Trump compró sus 30.000 m2 por unos irrisorios cinco millones en 1985 y la convirtió en club privado cuya cuota inicial se eleva a 200.000 dólares. Hay quien ya la llama ‘la Casa Blanca de invierno’. Como un Winterfell pero sin lobos desde el que Trump escribió su discurso inaugural como presidente.

Hay quien ya llama a Mar-a-Lago, en Palm Beach (Florida) ‘la Casa Blanca de invierno’

Mar-a-Lago, en Palm Beach (Florida), es una más que suntuosa mansión de 128 habitaciones construida a finales de los años 20 por la rica heredera Marjorie Merriweather Post. Mar-a-Lago, en Palm Beach (Florida), es una más que suntuosa mansión de 128 habitaciones construida a finales de los años 20 por la rica heredera Marjorie Merriweather Post. (Pinterest)

En Seven Springs (Bedford, NY) posee una residencia de 60 habitaciones –construida en 1919 por el ex presidente de la Reserva Federal Eugene Meyer– que compró por 7,5 millones en 1996 con idea de convertirla en club de golf. La oposición de los residentes en el área truncó sus planes (no importa, tiene uno muy cerca, en Bedminster, Nueva Jersey). Los Trump suelen usar sus 15.000 m2 para escapadas de fin de semana y verano. Cuando Muamar El-Gadafi acudió a una reunión de la Asamblea de la ONU plantó su jaima sobre su césped.

En Seven Springs (Bedford, NY) posee una residencia de 60 habitaciones, construida en 1919 por el un expresidente de la Reserva Federal. En Seven Springs (Bedford, NY) posee una residencia de 60 habitaciones, construida en 1919 por el un expresidente de la Reserva Federal. (YouTube)

Cuando Muamar El-Gadafi acudió a una reunión de la Asamblea de la ONU plantó su jaima sobre el césped de Seven Springs (Bedford, NY)

El Château des Palmiers, en St Martin, está a la venta por 17 millones de dólares. El Château des Palmiers, en St Martin, está a la venta por 17 millones de dólares. (Sotheby’s)

Si buscan alojarse en un château en el Caribe, acudan a Trump. El Château des Palmiers (en Plum Bay, St Martin), adquirido en 2013, dispone de 11 dormitorios y 12 baños más dos villas anexas y cabañas de piscina en una finca de 20.000 m2. El presidente lo puso a la venta por 28 millones en primavera aunque acaba de bajarlo a 17. Hay más, pero no queremos aburrirles. Acabamos con la bodega de Charlottesville (Virginia), la Trump Winery, adquirida por 8,5 millones en una maniobra especuladora muy rentable: embargada por el banco a su anterior propietaria, su valor real podría superar los 150 millones, los 7.000 m2 del edificio principal constituyen el hotel Ablemarle House, con habitaciones a partir de 299 dólares por noche.

La Trump Winery (Charlottesville, Virginia) es también el hotel Ablemarle House. La Trump Winery (Charlottesville, Virginia) es también el hotel Ablemarle House. (Pinterest)
Loading...