Inicio Chiiist! Baby skin: la tendencia en maquillaje que triunfa esta temporada

Baby skin: la tendencia en maquillaje que triunfa esta temporada

Piel de bebé o baby skin. Ésta es la última tendencia del verano para lucir una piel resplandeciente y limpia. En el siguiente artículo, te contaremos todo lo que tienes que saber para iluminar tu rostro de una forma natural y sumarte a esta moda.

Elegido por las celebrities e influencers de las redes sociales, el baby skin llegó para quedarse y está triunfando en esta temporada. Como sabemos, los maquillajes que dan un aspecto natural siempre molan y tener la piel como la de un bebé, aún más.

El objetivo de esta técnica es lucir un cutis impoluto. Es por eso, que el baby skin es el nuevo término cosmético, para una técnica ya utilizada por los especialistas en cosmética: una piel bien hidratada que ilumine desde dentro hacia afuera.

¿Cómo obtener una baby skin?

Para obtenerlo, lo fundamental es tener una piel limpia y sin imperfecciones. Por lo tanto, deberás tener una constancia en la rutina de skin care y la hidratación de la piel.

Si deseas aplicar la tendencia baby skin, a continuación te contaremos los pasos que debes seguir en tu rutina de belleza para lograr este efecto.

Piel limpia

El paso número uno es preparar el cutis y utilizar productos que ayuden a limpiar la piel y resguardarla del sol. Por lo tanto, la limpieza es el paso más importante. Aplicar el limpiador para asegurarte que el poro quede limpio. Por último, recomendamos realizar una exfoliación una vez por semana para una limpieza profunda.

Hidratación

Limpio el cutis, realizaremos el segundo paso: hidratar la piel. Para ello, utilizaremos productos que incorporen ácido hialurónico. Para equilibrar y preparar la dermis para la técnica baby skin, se utilizará un sérum. Luego, incorporaremos una crema hidratante para humectar la zona.

Maquillaje

Hemos llegado al último paso: la hora de maquillarse. En primer lugar, debemos buscar aquellos productos cosméticos que se adapten mejor al tipo de piel grasa, mixta o seca.

Seguidamente, utilizaremos productos en tonos nude, brindándole al rostro un aspecto natural y fresco. Sólo lo aplicaremos en las zonas que sean necesarias, evitando aplicarla en el área de los ojos. El objetivo es lograr un equilibrio natural y no invasivo, evitando el efecto glossy.

¡Ahora sí! Tiene todo para lucir una piel rosada y suave como la de un bebé.

Publicidad