Inicio Chiiist! Balnearios en pie de guerra: 58.000 plazas del Imserso en juego

Balnearios en pie de guerra: 58.000 plazas del Imserso en juego

Millones de euros y miles de puestos de trabajo peligran por el injustificado retraso en la adjudicación del programa de viajes del Imserso por parte del Gobierno. Y no sólo los hoteles, los balnearios están también en pie de guerra. A las puertas de octubre, la demora es ya insoportable e impedirá cubrir las plazas disponibles en unos establecimientos termales de toda España que se consideran «los más castigados económicamente por la pandemia».

Los hoteleros ya no aguantan más el ninguneo del Ejecutivo, cuando ya se debía haber adjudicado las líneas del programa, se escuda en la posible ‘baja temeraria’ de la oferta de Mundiplan e informa de que escuchará sus alegaciones.

Tras varias semanas para estudiar esa oferta que, desde el primer minuto se vio que no concordaba con las otras dos presentadas por Traveltino Senior y Turismo Social, el Ministerio ha tenido que esperar hasta casi finales de septiembre para escuchar lo que tiene que decir Mundiplan. Los empresarios afectados consideran ‘la puntilla’ del Gobierno al sector, cuando sufren las terribles consecuencias económicas de la pandemia.

Primero fueron las condiciones leoninas impuestas por el Gobierno en la oferta, que harán que muchos hoteles tengan que trabajar a pérdidas y que la calidad de la comida baje con respecto a otras temporadas, y a las puertas de octubre, fecha en la que debían comenzar los viajes, el  retraso injustificado deja a miles de trabajadores a la espera de saber si podrán trabajar en octubre o si volverán a al ERTE o directamente en el paro.

Desde que se recibieran las ofertas de los tres posibles adjudicatarios han ido pasando los días, no ha habido respuesta. Y habrá que seguir esperando. Mundiplan tiene que alegar los argumentos a favor de sus ofertas, calificadas por el Órgano de Contratación del Imserso como ‘anormalmente bajas’, para los lotes 1 y 2, de Turismo en zonas de Costa Peninsular y Turismo en zona de Costa Insular respectivamente.

El trámite de audiencia al licitador y la posterior decisión conllevará más tiempo sin una decisión definitiva, con el consiguiente perjuicio para todos los implicados en el sector y especialmente para los viajeros, las personas de la tercera edad, que el año pasado no pudieron disfrutar de vacaciones por la pandemia (se suspendió el programa de viajes del Imserso) y este año siguen sin poder hacerlo en las fechas previstas.

Pocos confían en que el programa pueda ponerse en marcha en el mes de octubre. La mayoría de hoteles se resigna ya a esperar hasta noviembre para empezar a recibir a los primeros clientes del Imserso.

Hosbec cuantifica las posibles pérdidas del sector hotelero en la Comunidad Valenciana: los retrasos podrían dejar a más de 5.000 personas sin empleo y conllevar unas pérdidas de casi siete millones de euros al mes a los hoteles. Si eso lo extrapolamos al resto de destinos ofertados, estamos hablando de decenas de miles de puestos de trabajo en el aire y decenas de millones de euros de posibles pérdidas.

LOS BALNEARIOS NO DESCARTAN ACCIONES LEGALES

Lo mismo que con las propuestas de sol y playa, a destinos costeros, está ocurriendo con los viajes a balnearios. La Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL) ha escrito a la Dirección General del Imserso para mostrarle su preocupación por el retraso de los contratos.

Los balnearios españoles necesitan del programa del Imserso, pero cada día que se retrasa la decisión del Gobierno es un día de pérdidas para ellos, que tienen que mantenerse abiertos pero sin poder realizar reservas a partir del 1 de octubre porque no saben qué día empezarán a llegar los viajeros del Imserso y tiene reservadas sus plazas para ellos.

Este retraso impedirá cubrir la totalidad de las plazas disponibles en toda España en unos establecimientos que se consideran «los más castigados económicamente por la pandemia».

En su cuenta de Twitter, la Asociación Nacional de Balnearios denunciaba este lunes que «los Balnearios españoles advierten de que el retraso burocrático por parte del Imserso puede impedir que 58.000 pensionistas disfruten del Programa de Termalismo a partir del 1 de octubre».

Los balnearios españoles no están informados sobre la situación del trámite administrativo del programa en general y del expediente de contratación de cada empresa en particular y eso a nueve días de que finalice el mes de septiembre se considera inaceptable por parte de los establecimientos.

De hecho, el Gobierno, con su inacción, se arriesga a recibir demandas por parte del sector, «los propios balnearios, además de emprender las acciones que en derecho les correspondan, se verán liberados para adoptar las decisiones de gestión empresarial de todo tipo que se deriven del incumplimiento en cuanto a la puesta en marcha del programa de Termalismo en las fechas anunciadas».

¿QUÉ PASA CON MUNDIPLAN?

Mundiplan ha sido una de las licitadoras que ha presentado ofertas para las diferentes líneas del programa de viajes del Imserso. Sus ofertas en las líneas 1 y 2 son de 19,5 millones de euros y 13,5 millones de euros respectivamente, lo que supone una rebaja de más del 30% en algún caso sobre el precio de salida fijado por el Gobierno, que es de 26,4 y 19,8 millones de euros respectivamente.

Las ofertas los de otros dos licitadores se aproximan muchísimo más al precio fijado por el Ejecutivo, y son muy parejas entre sí, por lo que realmente son anómalas las presentadas por Mundiplan, llegándose a poner en duda la posibilidad de que pueda hacer frente a esas propuestas con precios tan bajos.

El sector hotelero es consciente de la importancia de corroborar que las ofertas tienen una base sólida, pero lo que no llega a entender es que se haya esperado tanto para dar audiencia a Mundiplan para defender sus propuestas.

Publicidad