Berlusconi, el magnate que teme ser humillado en la gran pantalla

A estas alturas de la película poco asusta ya a Silvio Berlusconi. Con 81 años recién cumplidos, el ex cavaliere presume de haber sobrevivido a todos los escándalos que le han salpicado a lo largo de su carrera. Con tal de salir airoso de las decenas de procesos judiciales a los que ha sido llamado, el italiano ha tenido que gastar millones de euros en abogados, tal y como ha repetido en numerosas ocasiones.

Pero, pese a que ha sobrevivido a las numerosas polémicas que siempre le han rodeado, hay una cosa que sí que angustia al magnate: que salga a la luz una película sobre su persona. Si algo no soporta el italiano es perder la dignidad y teme que esto ocurra con la sutil e implacable sátira de uno de los más brillantes cineastas italianos contemporáneos, Paolo Sorrentino, mundialmente conocido tras ganar un Oscar en 2014 por La gran belleza.

He oído rumores de la película que Sorrentino, con (Toni) Servillo, está haciendo sobre mí. Por lo que me dicen, parece que será un ataque político”

Silvio Berlusconi

“He oído rumores de la película que Sorrentino, con (Toni) Servillo, está haciendo sobre mí –comentó el político durante una rueda de prensa en Milán sobre los referéndums de autonomía de Lombardía y Véneto que han tenido lugar este domingo–. Por lo que me dicen, parece que será un ataque político. Espero que los rumores no sean fundados”, ha amenazado.

El rodaje de Loro , pues así se llama el filme, esconde mucho sigilo, al igual que su guión, pues el director de cine no quiere que se destape información alguna sobre la trama que está preparando llevar a la gran pantalla. Lo que sí se sabe es que la cinta incluirá escenas obscenas, desagradables y alusivas a la personalidad y estilo del exprimer ministro.

Toni Servillo en el papel de Silvio Berlusconi para la película 'Loro'
Toni Servillo en el papel de Silvio Berlusconi para la película ‘Loro’ (Universal Pictures)

Berlusconi teme que se haga una nueva herida sobre su persona, pues vivió un calvario similar hace años con el filme El caimán, de Nanni Moretti, pero todo apunta que será mucho peor. Este verano, algunos paparazzis publicaron imágenes del rodaje en la zona del Foro Romano y el Coliseo donde aparecían chicas jóvenes bañándose en una piscina, rememorando así las fiestas que el italiano organizaba en el antiguo premier.

El diario italiano Corriere della Sera publicaba esta semana unas declaraciones que realizó Sorrentino a una cadena de televisión británica en las que reconoce que le interesa plasmar la complejidad del líder conservador y centrarse en aspectos de su personalidad. ”El mundo tiene una idea de Berlusconi como una persona muy simple, pero estudiándolo he comprendido que es mucho más complicado. Me gustaría tratar de describir a este complejo personaje. Estoy interesado en el hombre detrás del político. No me interesan los aspectos políticos”, subrayó.

Todo apunta a que la película se llevará a las salas de cine en plena campaña electoral italiana, algo que provoca pavor al magnate

Antes de rodar la película, Sorrentino logró entrevistarse con Berlusconi para conocerle. En dicho encuentro se dijo que el político había ofrecido rodar en algunas de sus residencias, lo que daría aún más autenticidad al filme. A la reunión asistieron el principal abogado del conservador, Nicolò Ghedini, y su mano derecha política, Gianni Letta.

Aunque todavía no hay prevista fecha de estreno, todo apunta a que la película se llevará a las salas de cine en plena campaña electoral –los próximos comicios están previstos para marzo o abril del próximo año –. De este modo, se prevé tener un notable impacto en los resultados, y esto provoca cierto pavor en el magnate.

Sorrentino ya hizo un retrato genial, aunque despiadado, de otro político de primera línea, el ya fallecido líder democristiano Giulio Andreotti, en la película El divo (2008). El que fue siete veces primer ministro encarnó como nadie las sinuosidades, contradicciones y sombras de la política italiana durante la guerra fría.

La película incluye imágenes de chicas jóvenes bañándose en una piscina, rememorando así las fiestas que el italiano organizaba en el antiguo premier

Loading...