‘Cat’, la bellísima novia de Gasol con un cerebro privilegiado

No es habitual en Pau Gasol compartir su intimidad. Y menos en las redes sociales. Pero hubo un día en el que decidió hacer una excepción que, por insólita, creo un gran revuelo en su entorno más cercano y lejano.

Fue el mes de mayo del pasado año cuando el jugador de baloncesto publicó una fotografía en su cuenta de Instagram desde una playa de Cancún. Pero no fue el idílico paisaje lo que llamó la atención, ni mucho menos. Y es que Gasol salía retratado acaramelado junto a una guapísima rubia y su mensaje no dejaba lugar a dudas: “He disfrutado de un increíble fin de semana con mi novia en México”. Un trabajo menos para los paparazzis.

Y es que el ahora jugador de San Antonio Spurs estaba soltero desde hacía algún tiempo, y tras dejar una relación de cinco años con la excheerleader del Barça, Sílvia López, no se le había conocido otra pareja. La publicación de su fotografía con mensaje de amor incluido no solo significó un boom en la prensa rosa, sino que encendió el foco mediático sobre el nombre de Catherine McDonnell, la joven rubia que él mismo dio a conocer formalmente como su novia.

Este año, aprovechando algunos acontecimientos como la boda de su compañero de selección Sergio Llull, ‘Cat’, como la llama el jugador cariñosamente, ha aterrizado a España por primera vez junto al deportista.

Un CV brillante

La pregunta fue tan previsible como obligada, especialmente en el sector más rosa: ¿Quién es Catherine McDonnell? Y la respuesta, como también es habitual, ofrece múltiples vertientes según la faceta que cada uno quiera priorizar. ‘Cat’ tiene 28 años aunque, a pesar de su juventud, ha labrado un excelente expediente académico que ya se adivinaba en la universidad.

Y es que la californiana se graduó ‘magna cum laude’ en la Universidad de Southern California donde estudió Comunicación Financiera. Después hizo un master en la misma institución sobre la creación y el desarrollo de nuevas aplicaciones para iPhone, tesis que también terminó con honores.

Catherine trabajó como relaciones públicas para diversas empresas para pagarse sus estudios. Y es que su evidente belleza le abrió muchas puertas a la hora de poder conseguir trabajos para estar de cara al público. De hecho, el primero serio fue haciendo de reportera de deportes para la cadena Fox, experiencia periodística que más tarde repitió para ABC News.

Fue, precisamente, en esta época de reportera en Los Ángeles cuando conoció a Pau Gasol. Tras trabajar en la parte corporativa de la cadena de restaurantes Innovatite Dinning Group, en verano de 2014 empezó a trabajar como ejecutiva en Guggenheim Partners, donde ahora ejerce como vicepresidenta.

Una empresaria discreta y sin ansias de protagonismo

La empresaria, que vive a caballo entre Chicago y Nueva York tras abandonar Los Ángeles hace dos años, es muy recelosa de su intimidad, y no suele publicar en las redes sociales casi nada que haga referencia a su vida personal. Eso sí, tiene un lema que repite en diferentes plataformas y que, traducido al castellano, reza así: “Creo que la suerte es bastante predecible. Si quieres más suerte, toma más oportunidades. Sé más activo. Exponte más a menudo. Y recuerda, Dios es bueno”. Algo que deja clara su faceta de creyente. A ‘Cat’ también le interesan otros temas como los deportes, las finanzas, la moda o la fotografía, y se ha interesado en más de una ocasión por la discapacidades infantiles.

Pau Gasol y Catherine McDonnell están siendo este verano una de las parejas de moda en España, donde aterrizaron, entre otras cosas, para asistir a la boda en Menorca de Sergio Llull con Almudena Cánovas, que se celebró en Mahón el pasado 1 de julio.

La pareja también pisó suelo catalán- por ejemplo para asistir al concierto de Rosana en el Festival de Pedralbes- y ha hecho una escapada a Euskadi para conocer de primera mano- o boca- el restaurante Muguritz, de dos estrellas Michelín y donde aprovecharon para hacerse fotos con el chef Andoni Luis Aduriz y colgarlas en sus redes sociales. A la espera del Eurobasket que se disputará en agosto en Rumanía y Turquía, la pareja disfruta de unas vacaciones en las que, seguramente, sortear el foco de un fotógrafo va ser tan complicado como ganar el torneo por cuarta vez. Eso sí, el último oro fue en 2015, así que el envite tampoco será tan grande.

Loading...