Inicio Chiiist! Charlene de Mónaco, muy pendiente de su marido Alberto de Mónaco en...

Charlene de Mónaco, muy pendiente de su marido Alberto de Mónaco en un evento que ha reunido a toda la familia

Alberto de Mónaco y toda su familia poco a poco va volviendo a la normalidad y retomando su agenda en medio de la crisis del coronavirus. En todo momento han respetado las medidas de precaución, y más después de que él se contagiara de este virus, por lo que estuvo en cuarentena alejado de su mujer y de sus hijos a la espera de que su salud mejorara.

Por suerte ya está plenamente recuperado, lleno de energía y dispuesto a cumplir con su día a día. Las cosas van siguiendo su curso, y por eso se ha inaugurado un casino en Montecarlo, evento al que no ha podido faltar Charlene de Mónaco, su mujer y uno de sus máximos apoyos en este momento. Con ellos también han estado Estefanía de Mónaco y sus tres hijos, así como Pierre y Andrea Casiraghi, que ha acudido acompañado de su mujer Tatiana Santo Domingo.

El matrimonio formado por Charlene y Alberto de Mónaco se ha mostrado cómplice en todo momento, y es que tras respetar la cuarentena y estar alejados más de la cuenta, su reencuentro lo vivieron con ganas e ilusión, sobre todo cuando el Príncipe se reencontró con sus mellizos, Jacques y Gabriella. Tras superar el coronavirus, la pareja reaparecía en público en un vídeo para felicitar la Pascua en el que se les veía muy unidos en unas imágenes grabadas en el jardín de su palacio de verano Roc Agel.

Ambos han acudido ataviados por mascarillas, se ha podido ver que han compartido gestos de complicidad entre miradas o apretones de mano. Charlene de Mónaco no se ha separado de su marido, al que agarraba del brazo mientras saludaba al resto de los presentes antes de entrar en el interior del nuevo casino del país.

Reunión familiar en toda regla

Estefanía de Mónaco ha asistido acompañada por sus hijos, Camille, Pauline y Louis Ducruet, que iba acompañado de su mujer Marie Chevallier. Sus hijas, debido a la crisis sanitaria, han regresado a casa de su madre, algo que no ocurría desde que decidieron independizarse para vivir su vida adulta. Tampoco se han perdido la cita los hijos de Carolina de Mónaco Pierre y Andrea Casiraghi, Una de las grandes ausentes ha sido Beatrice Borromeo, mujer de Pierre Casiraghi, aunque recientemente fue vista en una exposición de Ferrari que se organizó en las calles de Mónaco con motivo del Gran Premio de automovilismo que ha sido cancelado por la pandemia.