Inicio Chiiist! Chloe Green disfruta de sus vacaciones en Italia con Rommy Gianni, su...

Chloe Green disfruta de sus vacaciones en Italia con Rommy Gianni, su nuevo romance

Chloe Green disfruta de sus vacaciones en Italia con Rommy Gianni, su nuevo romance

NOVIO POR SORPRESA

La heredera de Topshop ha sido vista disfrutando de unas vacaciones por el Mediterráneo con un hombre que no es Jeremy Meeks.

La multimillonaria ha sido vista disfrutando de unas vacaciones en Italia acompañada de un chico que no es su futuro marido. Chloe Green, la heredera del imperio de Topshop, parece ser que ha dejado plantado al modelo más guapo del mundo, Jeremy Meeks, por un apuesto italiano Presidente de polo de Montecarlo.

Chloe Green fue vista el pasado viernes 9 de agosto de vacaciones paseando en el yate de su padre, valorado en 150 millones de dólares, por el Mediterráneo pero sin la compañía del padre de su hijo, Jeremy Meeks, lo que ha provocado especulaciones sobre el fin de su relación de dos años con el que parecía ser su prometido.

La heredera ha mostrado fotos en sus redes sociales donde se la ha podido ver disfrutar de una pequeña escapada por Cerdeña, al igual que su misterioso acompañante, Rommy Gianni, quien también ha compartido en sus redes sociales dicha escapada. Además de ver a la multimillonaria sin su anillo de compromiso, se les ha podido ver a lo dos en una actitud bastante cariñosa y parece que los amigos de ella no estaban nada cómodos.

No es la primera vez que Chloe Green es vista sin su anillo de compromiso. En junio de 2019 se la pudo ver de viaje sin él igual que en la gala de verano de Unicef en Cerdeña, donde tampoco iba acompañada de la joya que la comprometía con el modelo.

¿Quién es el apuesto galán?

Rommy Gianni es un deportista y Presidente de la Asociación y Federación del Polo de Montecarlo además de ser el capitán del equipo más antiguo de dicho lugar. Romano de nacimiento, es también un viajero gracias al deporte. Ha vivido en Montecarlo desde que se mudó a esta ciudad cuando tan solo tenía cuatro años.