Cuando un Emmanuel Macron con 15 años besó a su futura esposa

La de Emmanuel Macron y Brigitte Trogneux era una historia de amor que parecía condenada al fracaso. Él era un joven estudiante de drama de 15 años y ella su profesora de 39, casada y con tres hijos. El candidato a la presidencia de Francia se enamoró perdidamente de esa mujer con carácter e inteligente que preparaba clases cautivantes en el colegio privado católico La Providence en Amiens, al norte de Francia.

Emmanuel le propuso que redactaran un libreto para una obra de teatro y con esa tarea, profesora y alumno empezaron a verse cada viernes, una situación que no molestó al entonces marido de Brigitte, acostumbrado a ver en casa pupilos de su esposa. “Hablábamos de todo. La obra era solo una excusa. Sentía que siempre nos habíamos conocido”, dijo Macron en su libro Revolution.

Emmanuel Macron besa a su mujer Brigitte el pasado mes de abril durante la campaña a las presidenciales francesas Emmanuel Macron besa a su mujer Brigitte el pasado mes de abril durante la campaña a las presidenciales francesas (Christophe Ena / AP)

“A través de ese vinculo intelectual nos volvimos inseparables. Luego emergió una pasión duradera”, cuenta el candidato presidencial. Brigitte, por su parte, muy pronto se vio atraída también por su brillante mente. “Me sentía trabajando con Mozart”, dijo.

Un reciente documental emitido por France 3 ha recuperado imágenes inéditas de ambos en aquella época, cuando sucumbieron a las flechas de Cupido pese a la evidente diferencia de edad. En una de ellas se puede ver a Macron, con 15 años, besando en la mejilla a Brigitte tras una representación teatral, una estampa que ha vuelto a ver la luz ahora que el exministro de economía puede convertirse en el próximo inquilino del Elíseo.

Cuando la noticia del affaire se propagó en la pequeña ciudad de Amiens, fue la comidilla de todos. Los padres de Macron intentaron que rompiera la relación enviándolo a París. En la despedida, con apenas 17 años, Emmanuel le dijo a su amante: “cualquier cosa que hagas, un día me casaré contigo”. Al cabo de unos años, así fue.

Tras el escándalo inicial, los padres de Macron aceptaron la relación y Brigitte se separó. Sellaron su amor con una ceremonia sencilla en 2007, Ella, entonces de 54 años, lució un corto vestido blanco. Él de 29, se encargó de los discursos. Agradeció a toda la familia que ahora los apoyaba y habló de un amor “para nada común entre una pareja fuera de lo normal pero una que existe al fin y al cabo. Un amor que al principio fue clandestino, furtivo e incomprendido por muchos pero hoy es una conversación que se mantiene y ha pasado la prueba del tiempo”.

Un reciente documental emitido por France 3 ha recuperado imágenes inéditas de ambos en aquella época, cuando sucumbieron a las flechas de Cupido

Loading...