Inicio Chiiist! Deco: cómo dar más calidez a tu habitación

Deco: cómo dar más calidez a tu habitación

A veces una habitación puede resultar fría e impersonal. Pero si le damos un toque más cálido entonces adquiere otra atmósfera. Esto se consigue a través de muchas acciones como dar personalidad y elegir objetos y muebles que hablen de nosotros. Mira cómo dar más calidez a tu habitación.

Mezcla muebles de diferentes épocas y pinta las paredes en color blanco o pastel. Si tienes la suerte de que la luz natural entra por la ventaja entonces haz uso de ella.

Abre las persianas y deja entrar la luz

Los días en los que hace más sol es momento de que entre la luz por las ventanas de la habitación. Abre la persiana o cortina y deja que la habitación se convierta en un lugar especial donde la luz natural es la tónica dominante. Si las dejas abiertas cierto tiempo, podrás ventilar y también tendrás el sol de cara para crear un espacio ¡único!

Usa textiles más gruesos

Especialmente durante la época de invierno y si hace frío, hay que dejar en la habitación textiles de materiales gruesos. Son la lana, los textiles de pelo, los tejidos con textura, aportan calidez y los podemos dejar sobre la cama o sobre una silla aportando esa decoración distinta que tanto nos gusta.

Alfombras

Es una opción más bien personal, pero si la habitación tiene la superficie deseada (y no es muy pequeña) van muy bien las alfombras de pelo o bien las de estampados. El color debe ir en consonancia con los colores de los muebles o de una silla o bien de un detalle que persiga cromáticamente toda la habitación.

Fotos de tus viajes

Una manera de dar más calidez a tu habitación es aportar aquellos objetos más personales y que tanto gustan cada vez que los ves. Es tu habitación y la debes tener como a ti te gusta. En un rincón o en la pared puedes decorar con tus fotos preferidas, que pueden ser de viajes, de amigos, de hace años, de tus hijos, en cuadrados pequeños, aunque también puedes dejar una grande y bien fantástica.

Moquetas y parquets

Aunque la casa no tenga moqueta, seguro que has estado en habitaciones de hoteles y te has sentido del todo cómodo. También puedes transportar esta sensación a tu lugar preferido. Si aplicas moqueta o parquet puedes ir descalzo y no  pasarán frío.

Fíjate en las luces

Para crear espacios más diáfanos y cálidos las luces son toda una solución. Si la tenemos naturales es una suerte, pero luego por la tarde hay que abrir luces y deben ser lo más confortables y que gusten en cada situación.

Hay luces más potentes y luego otras más oscuras y discretas que se pueden dejar como mesitas de noche, en la parte del armario, en la cómoda, etc. incluso hay luces led de diversos colores que también podemos elegir para dar juegos de luces a la habitación.

Colores pastel

Aunque cada uno tiene sus gustos y hay paredes de colores más fuertes que quedan estupendamente, los colores pastel nos dan esa calma y bienestar que necesitamos en nuestra habitación.

Debemos pensar que es un lugar en el que descansar y relajarnos, pues ahí también podemos escribir, leer, meditar y estar más tranquilo, por esto el blanco, el ocre, el gris claro, el tierra o incluso el nude son los tonos que van mejor para este espacio.

Cabeceros de madera

La madera siempre aporta esa calidez que deseamos en nuestra habitación. Así algunos muebles como la cómoda o una mesilla de noche pueden ser de este material, y si es rústico, mejor. Otra opción son los cabeceros de madera, que suelen ser dimensiones más grandes para que puedan ser vistos. Si eres manitas, los puedes pintar a tu gusto, personalizando cada uno.

Aislamiento

Con unas ventajas y puertas bien aisladas la calidez está asegurada porque lo que se busca es estar bien y confortable en invierno y en verano. Por esto si invertimos en un buen  aislamiento, no se escapa el frío ni tampoco al calor en cada época del año.

Esto pasa por aislar las paredes con fibra de vidrio, aportar un aislamiento en las ventanas con paneles y láminas protectoras, y también las puertas a través de burletes y sellos de puerta.

Espejos

Siempre dan otra visión distinta a la habitación. No es cuestión de llenar la zona de espejos sino de dejar uno de pie que siempre da un toque moderno y podernos vernos de arriba abajo, o bien de situar dos pequeños juntos en un lugar estratégico para que quede mejor.

Consejos

  • Inspírate y aporta tu personalidad a esta zona
  • Reconstruye la habitación a tu gusto y preferencias
  • Apuesta por los colores cálidos
  • Introduce elementos de viajes y otros que digan mucho de ti
  • Es aconsejable tener muebles rústicos
  • Piensa en poner moqueta o parquet para estar más caliente