Demi Moore confiesa que perdió dos dientes por culpa del estrés

Demi Moore perdió sus dos dientes incisivos debido al estrés. La actriz de 54 años acudió al espacio de Jimmy Fallon, en el que, entre otras cosas, fue preguntada por la fotografía en la que aparecía sin uno de sus dientes frontales. “Nos enviaste una foto y es una de las cosas más locas que jamás haya visto”, le dijo el showman a la intérprete con su fotografía sin diente enseñándola a cámara.

”Me rompí los dientes frontales. Me encantaría decir que fue por practicar con el monopatín o algo realmente genial, pero creo que es probablemente después de las enfermedades de corazón una de las mayores causas de muerte en Estados Unidos, el estrés. El estrés provocó la caída de mi diente”, reveló la estrella cinematográfica a su interlocutor, al que a continuación aclaró que fueron en realidad dos piezas las que perdió debido a la ansiedad.

Me rompí los dientes frontales. Me encantaría decir que fue por practicar con el monopatín o algo realmente genial, pero fue el estrés el que lo provocó”

Demi Moore

Actriz

La exmujer de Ashton Kutcher, poco dada a dejarse ver en la pequeña pantalla, visitó el espacio de la NBC para promocionar su última película, Rough Night , una comedia que se estrenará el próximo 16 de junio. La protagonista de Ghost se mostró muy distendida durante la charla y comentó el parecer de sus hijas con respecto al look mellada. “Les encanta verme sin dientes porque creen que me hace más vulnerable, más humana”, afirmó entre risas.

Moore, que no quiso ahondar en los detalles del momento de la desaparición de sus incisivos, se mostró agradecida con sus médicos. “Fue casi como si se me hubiera vencido la garantía. Lo juro. Gracias a Dios por la Odontología moderna. Gracias por todos aquellos que practican la odontología”, subrayó, antes de compartir un vídeo grabado en Snapchat en una de sus visitas al dentista.

Gracias a Dios por la Odontología moderna. Gracias por todos aquellos que practican la odontología”

Demi Moore

Actriz

Loading...