Inicio Chiiist! Descubre cómo mejorar tu rostro sin cirugías

Descubre cómo mejorar tu rostro sin cirugías

Los tratamientos estéticos están a la orden del día. No son pocos los casos que de seguro conocemos en los que algún conocido ha mejorado ese aspecto de su físico que le acomplejaba o que quería cambiar. Cada vez son más los pacientes que demandan estos tratamientos estéticos en los que, en una gran suma de casos, no es necesario pasar por quirófano.

Hoy día existen tratamientos estéticos no invasivos en los que, en solo unos segundos e incluso sin a veces anestesia, podemos cambiar nuestro aspecto. Uno de los más utilizados, y sin duda más sonados, es el uso del bótox. Esta toxina botulínica tiene grandes aportes en la medicina estética, como por ejemplo su utilización para evitar que aparezcan las temidas arrugas o incluso difuminarlas al mínimo. Pero también como tratamiento a diagnósticos como el bruxismo, un trastorno que cada día afecta a más personas y del que es un gran aliado para su mejora.

Pero esto es solo unas de las tantas cosas que podemos mejorar gracias a esos “pinchazos”, y es que ésta u otras técnicas como el ácido hialurónico nos permiten mejorar ojeras, bolsas, rellenar y aportar volumen a los labios, hasta incluso ofrecer una rinoplastia sin cirugía y sin el temido postoperatorio.

Cada vez son más las personas que recurren a estos tratamientos, incluso son muchas las caras famosas que ya han descubierto las bondades de la medicina estética y recurren a ella. Sin embargo, a pesar de destacar que es un tratamiento no invasivo y que apenas tiene efectos secundarios, es muy importante realizarlo y ponernos siempre en manos expertas de especialistas como la Doctora García-Dihinx.

Cómo puede ayudarte el bótox

El descubrimiento de la toxina botulínica data del siglo XIX, siendo en el año 2002 cuando en España se permite su uso en medicina estética tras multitud de estudios y ensayos que la aprueban.

Su eficacia consiste en la relajación de los músculos, por lo que el bótox no solo ha sido y es utilizado como uso cosmético, sino que se ha implementado en tratamientos como la eliminación excesiva del sudor, tratar el estrabismo o incluso para mejorar la tortícolis espasmódica.

En la actualidad, los procedimientos estéticos más demandados en el tratamiento de los signos de edad, son las famosas arrugas “patas de gallo”, las arrugas del entrecejo y frontales, las arrugas del labio y las que se conforman en la comisura, o las bandas verticales del cuello.

Cuándo se notan los resultados del bótox

Uno de los mayores beneficios del bótox es que es casi inmediato. En las horas posteriores al tratamiento se puede apreciar una leve inflamación o enrojecimiento de la zona, que disminuirá pasadas 24 horas en las que se comenzará a notar la mejora estética, hasta los 4 días en los que el tratamiento estará completo.

Profesionales como la Doctora García-Dihinx inciden en la importancia de estar asesorados por un médico formado que nos recomiende y nos guíe en el mejor tratamiento para nosotros. Seguir las indicaciones de un buen profesional, nos ayudará a conseguir un correcto diagnóstico y tratamiento, sin dolor ni efectos secundarios importantes. Además, como nos cuenta la propia doctora, reincidir en el tratamiento en los meses aconsejados reduce en un futuro la necesidad de repetir las dosis.

Un tratamiento para cada persona

Estar en buenas manos nos asegura un tratamiento exitoso cuando hablamos de temas como la medicina estética. Por ello, es muy importante una primera cita para valorar qué necesita realmente el paciente y cómo puede mejorar.

Para beneficiarte de tratamientos como el bótox, no es necesario que tengas una edad avanzada o hayan aparecido las primeras arrugas, es más, como se suele decir “más vale prevenir que curar”, y en este caso ocurre lo mismo.

El mejor momento para comenzar un tratamiento con toxina botulínica es cuando aún no hayan aparecido las primeras arrugas, y es que nos aseguraremos un resultado óptimo en un futuro, ya que nuestra piel nunca llegará a crear esas arrugas.

Por todo ello, si te ronda por la cabeza mejorar algún aspecto físico de tu cuerpo, no dudes en ponerte en manos profesionales. Tratamientos estéticos como el bótox ya han cambiado la vida de muchas personas, el siguiente puedes ser tú.

Publicidad