Diego Matamoros recibe el apoyo de su padre en su enfrentamiento judicial con su ex

Actualizado 05/10/2017 11:12:24 CET


   MADRID, 5 Oct. (CHANCE) –

Si Laura Matamoros es la viva estampa de la felicidad, Diego Matamoros no atraviesa su mejor momento. El hijo de Kiko Matamoros se ha reencontrado este jueves con su expareja, la psicóloga Tanit Grande.

Ambos mantienen una batalla judicial en la que Diego trata de demostrar que es el padre de la pequeña que tuvieron en común. Un juicio que se celebrará en el próximo mes de enero pero que ha tenido hoy su primera vista de medidas cautelares. En este encuentro, Diego quiere conseguir el visto favorable del juez para que pueda ver a su hija.

“El juez y el fiscal, con lo que hemos aportado en la demanda, han visto suficientes pruebas para que tenga acceso a ver a mi hija. He aportado cartas en las que ella escribe tu hija, nuestra hija… Van a ver si he tenido relación con la niña y si tengo derecho a un régimen de visitas hasta que llegue el juicio en enero”, explicaba el protagonista a Semana.

Todos los problemas judiciales de Diego comenzaron hace unos meses cuando su ex le denunció por agresión. El Juzgado Penal número 24 de Madrid le condenó en abril de este 2017 a ocho meses de alejamiento de Tanit junto a 31 días de trabajo social. Ahora, Diego vuelve a los juzgados para requerir un acercamiento con su hija después de que su ex asegurase públicamente que la pequeña no era de Matamoros.

Diego está dispuesto someterse a una pruebas de ADn para verificar que la niña es hija suya: “Está dentro de las posibilidades (que él no sea el padre) porque ella lo ha dicho públicamente. Sería un palo muy grande porque he formado parte de la vida de esa niña tres años, sintiéndome su padre. Pero no sé si lo que dice esta persona es verdad o mentira porque ha dicho tantas cosas… Lo único que sé es que la justicia tiene que intervenir y si no es mi hija tomaré las medidas legales correspondientes”.

KIKO MATAMOROS, AL LADO DE SU HIJO

Entre las personas que han acudido a los juzgados de Pozuelo, hemos podido ver a Kiko Matamoros. El excolaborador de Sálvame ha querido estar al lado de su hijo en estos momentos tan difíciles. Las aguas en la familia Matamoros parecen volver a su cauce después de la guerra sin tregua que han protagonizado durante estos años.

Un reencuentro que llega después de las declaraciones de Diego en la publicación anteriormente citada: “Se lo pedí por teléfono. Todavía no me he visto cara a cara con mi padre fuera de un plató de televisión, pero sí me mensajeo y hablamos por teléfono. Hay que hablar de muchas cosas, porque no creo que se pueda olvidar lo que ha pasado de repente. Pero claro que tenemos conversaciones pendientes”. Unas palabras que cobran más sentido ahora después de ver estas imágenes en las que Kiko acude a los juzgados para apoyar a su hijo Diego.

 

Loading...