El abogado de Donald Trump pagó 130.000 dólares a una actriz porno para callar sus encuentros con el presidente

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump compró en 2016 el silencio de una exestrella porno con la que habría mantenido mantenido relaciones sexuales. Así lo asegura el diario The Wall Street Journal , que el pasado viernes publicó, citando a fuentes anónimas, que el abogado de Trump, Michael Cohen había pagado 130.000 dólares en efectivo a la actriz para que no comentase públicamente sus encuentros con el por entonces candidato a la presidencia.

El pacto entre Cohen y la actriz Stephanie Clifford se fraguó en octubre de 2016, a tan solo unos meses de que se celebrasen las elecciones presidenciales. No obstante, a pesar de que este caso no salió a la luz ese mes, ya en la campaña electoral Trump se enfrentó a otras duras acusaciones por unos comentarios sexistas sobre las mujeres hechos en una cadena de televisión.

Una imagen del presidente Donald Trump y la actriz porno Stephanie Clifford en una fotografía extraída de una de las cuentas de internet de la actriz, publicada por The Wall Street Journal
Una imagen del presidente Donald Trump y la actriz porno Stephanie Clifford en una fotografía extraída de una de las cuentas de internet de la actriz, publicada por The Wall Street Journal (Wall Street Journal)

En el texto del diario neoyorkino, se cita a Clifford,que comentó en privado que los hechos explicados se remontan a un encuentro sexual que tuvo lugar en 2006 cuando ambos se conocieron en un torneo de golf en el Lago Tahoe. No obstante, esta relación habría ocurrido dentro del matrimonio entre Donald Trump y la primera dama de Estados Unidos, ya que se casaron en 2005.

Por su parte, según cita el Journal, el portavoz de la Casa Blanca afirma que Trump desconoce cualquier acuerdo con esta mujer. “Estas son historias falsas y viejas que ya fueron publicadas y desmentidas antes de las elecciones”, explican desde la institución. También Cohen, que lleva más de una década siendo el abogado principal de las empresas de Trump, se ha pronunciado sobre el asunto y no solo ha negado en un comunicado el pago de esta cantidad, sino que ha denunciado una campaña de desprestigio hacia el presidente.

“El presidente Trump niega de nuevo que eso haya ocurrido, igual que la señorita Danields”, explica el informe. Y continúa: “Esta es la segunda vez que sacan extravagantes acusaciones contra mi cliente. Ustedes llevan intentando perpetuar esta falsa narrativa desde hace un año; una narrativa que ha sido negada por todas las partes implicadas constantemente desde al menos 2011.”

Loading...