Inicio Chiiist! El Gobierno cede a la presión y bloquea los 1.700 M€ en...

El Gobierno cede a la presión y bloquea los 1.700 M€ en El Prat

Se acabó. El Gobierno de Pedro Sánchez ha cedido a la presión de Unidas Podemos y ERC para bloquear sine die la inversión de 1.700 millones de euros que ha propuesto Aena para ampliar el aeropuerto de El Prat.

Por el momento se paraliza la inversión, cuando faltan aún 20 días para que acabe el plazo. El mismo Ejecutivo había anunciado la inversión a principios de agosto y en una reunión sorpresa entre la ministra de Movilidad, Raquel Sánchez, y el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró. Sin embargo, las voces de Unidas Podemos y ERC se oponen drásticamente a este proyecto al poner en peligro La Ricarda, el espacio natural protegido por la Unión Europea.

Esta misma semana, Aena había presentado su Documento de Regulación Aeroportuaria 2022-26 (DORA), que tenía que aprobar el Consejo de Ministros antes del 30 de septiembre. El plan del gestor aeroportuario incluía la ampliación de la tercera pista «hacia el Este», entrando en La Ricarda.

LAS CRÍTICAS DE ERC DESEMBOCAN EN UN FRENAZO A LA INVERSIÓN

Sin embargo, ERC ha elevado el tono contra el plan de Aena y se ha opuesto por completo. De hecho, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se opuso frontalmente el pasado viernes. Sin acuerdo ni consenso, los barceloneses se han quedado sin una inversión de 1.700 millones pese a tener el apoyo del PSC, JxCat, PP y Ciudadanos.

ERC y JxCat habían exigido, además, la inclusión de una conexión ferroviaria entre los aeropuertos de Reus, Vilobí d’Onyar (Girona) y el de El Prat. Sin embargo, el DORA de Aena no hace mención alguna al respecto.

Las diferencias entre ERC y JxCat se han evidenciado con este varapalo para Cataluña, que pretendía crear un gran hub para poder albergar los aviones de gran tamaño que surcan los cielos a uno y otro lado del Atlántico, especialmente para atraer a visitantes de Emiratos. Para Jordi Puigneró es una «decisión unilateral» del Ejecutivo, sin consensuar con quien había pactado hace apenas un mes realizar la inversión. ERC, por su parte, celebra que el Gobierno haya reculado en el plan presentado por Aena.

EL VICEPRESIDENTE DEL GOVERN TILDA DE DESLEALTAD A SÁNCHEZ

Puigneró ha criticado la «deslealtad» del Gobierno por tomar decisiones de forma unilateral «sin contar con el Govern», pese a que ha sido el propio Aragonès quien lo ha criticado, generando «confusión» y distorsión de cara a la opinión pública.

el acuerdo se ha roto por una manifiesta pérdida de confianza

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, por su parte, ha criticado la decisión y ha considerado que «el acuerdo se ha roto por una manifiesta pérdida de confianza». Todo ello, pese a que Aena sí había incluido la ampliación por primera vez en un DORA, aunque con matices, como tener el visto bueno del Gobierno y Bruselas.

Aragonès no ha entrado al trapo de las descalificaciones. A juicio de la formación, Aena ha realizado un «chantaje», mientras ha señalado directamente al Gobierno de Sánchez de querer destrozar un espacio natural y protegido «sin escuchar al territorio ni a la Generalitat». «Una vez más se ratifica la necesidad que Cataluña decida su futuro político», ha apostillado Aragonès, en los albores del 11-S.

Por su parte, el alcalde de El Prat, enfundado en un traje ecologista, ha sido de los pocos dirigentes políticos que ha alzado la voz contra la ampliación. El pasado viernes acusó al Gobierno y a la Generalitat de «mentir» tras conocerse el proyecto de Aena, que ha defendido que en ningún momento ha actuado a espaldas de lo acordado con la Generalitat.

Para la ministra de Movilidad, la Generalitat «no tiene una posición madura«. Según ha afirmado en la Delegación del Gobierno en Barcelona. Asimismo, ha afirmado que la ampliación no es ninguna imposición «porque la Generalitat no lo hace posible».

ERC: DE EXIGIR LA INVERSIÓN EN EL PRAT A RECHAZARLA

Aena no ha dispuesto la distancia de la prolongación de la tercera pista, pero en su proyecto inicial propuso ampliarla en 500 metros, es decir, alcanzar la laguna de La Ricarda, un paraje de especial interés ecológico y para la agricultura. A cambio, Aena ha prometido ampliar el área protegida en un 25%, pero no son más que palabras a tenor de los hechos realizados en la última década. Y es que, en la primera ampliación de El Prat aseguró que cuidaría el paisaje y la zona protegida a cambio de realizar la inversión. Bruselas dio el visto bueno, pero 15 años después no se ha cumplido el acuerdo por parte del gestor aeroportuario, que ha recibido dos quejas desde la Comisión Europea en los últimos meses en este sentido.

Otra de las diferencias se han centrado en el Ayuntamiento de Barcelona. La alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, no ha hecho declaraciones y mantiene su visita a La Ricarda junto a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Sin embargo, su mano derecha, Jordi Martí, sí ha defendido que se haya dado al traste con esta operación. «Los proyectos que no tienen sentido caen a al primer golpe de viento, nadie tenía ganas de que Europa lo parara. El error de Aena y de su presidente ejecutivo es mayúsculo», ha escrito en Twitter.

Por su parte, Jaume Collboni (PSC), socio de Colau, ha criticado a la Generalitat. «Irresponsable», ha tildado en su red social. Así, ha llamado a «recapacitar por el futuro de Barcelona» para tratar de alcanzar un consenso. «La falta de liderazgo y la irresponsabilidad del Gobierno lleva a la pérdida de oportunidades, de empleo y de inversión», ha tachado.

SÁNCHEZ DA LUZ VERDE A AENA PARA MOSTRAR EL CONTENIDO DE LA NEGOCIACIÓN

Asimismo, Sánchez ha dado permiso a Aena para facilitar los documentos de trabajo de la mesa técnica, en la que estaba sentada la Generalitat. Por el momento, se han paralizado totalmente estos planes, pero no quiere decir que Aena pueda retomarlos en un futuro. Sin embargo, sino se incluyen en el DORA, la entidad no podrá acometerlas, según apuntaron a MERCA2 fuentes de la compañía.

El Ejecutivo mantiene un perfil conciliador sobre esta inversión, más cuando es beneficiosa para Cataluña y haría que El Prat se convirtiera en un competidor en el Sur de Europa. La ampliación pasaba por construir una terminal satélite, supeditada a la prolongación de la tercera pista, pero sin que se haya podido materializar, al menos en estos próximos 5 años.

Sin embargo, aún habría tiempo suficiente, 20 días, para reconducir la situación. Una expectativa que en política es posible, aunque las posiciones están enfrentadas. El próximo 19 de septiembre está programada una manifestación a la que acudirán consejeros de la Generalitat.

La tensión, además, puede reconducirse en la mesa de diálogo entre el Govern y el Ejecutivo, pero Sánchez estará ausente en la misma. JxCat exige su presencia, como también Aragonès, aunque el PSOE ha quitado hierro al asunto.

Publicidad