El Príncipe William demanda a la revista Closer por publicar el topless de Kate Middleton

Los duques de Cambridge esperan una niña

Hace cuatro años que Kate Middleton protagonizaba la portada de la revista Closer con una foto en topless. La publicación ha sido demandada por este motivo. El príncipe William pide un millón y medio de euros como indemnización por unas fotos que califica de “particularmente desagradables”.

La citada cantidad sería suficiente para la pareja. Las fotos se tomaron en septiembre de 2012 mientras la pareja pasaba unas pequeñas vacaciones en un chateau de la Provenza en el sur de Francia. William, ya en su momento, decidió mostrar su flema e incluso leyó un comunicado en un juzgado de Nanterre, al oeste de París, durante el juicio a seis compañeros de la prensa que fueron demandados por no respetar la privacidad de su mujer.

Kate-Middleton-and-Prince-William1

El duque de Cambridge alega que las fotos fueran “muy dolorosas” sobre todo teniendo en cuenta el acoso de la prensa durante la muerte de su madre. En el citado año un juez ordenó a la publicación a destruir todas las copias digitales de las fotos de Kate impidiendo su publicación.

Esta demanda vuelve a confirmar cómo los miembros de la Casa Real británica, y del resto de países por extensión, prefieren a un periodista plebeyo en lugar de a una persona que hace una foto a una señora que, siendo quien es, se expone a lo que sucedió. Cierto es que hay un derecho a la intimidad pero teniendo en cuenta lo que nos cuestan es más que probable que encuentren fórmulas más seguras de disfrutar. Abrimos las líneas de debate para que nos enviéis vuestra opinión al respecto de esta noticia.

Vía | Telegraph

Imagen | Gtres

Loading...