“El sol seca el acné, pero no desaparece”

Publicado 19/09/2017 16:17:12CET

   MADRID, 19 Sep. (CHANCE) –

   Se acaba el verano, vuelve la rutina y con ella hay que retomar el cuidado de nuestro cuerpo y piel, mantener la higiene e hidratación del rostro para evitar el acné.

   El acné afecta a buena parte de los jóvenes, el 80% de las personas son adolescentes y una de cada dos mujeres a partir de los 26 años también lo sufren. Además es el primer motivo de consulta de un dermatólogo y hasta el 17% de las prescripciones son por el acné. Ante esta situación, lo evitamos a toda costa con tratamientos específicos, pero sino funcionan, nos pueden llevar al fracaso e incluso a la decepción.

   Con motivo de la nueva gama Phys-Ac, la jefa de productora de A-Derma, Mari Carmen Vallejos, nos desmonta los mitos que existen en torno a la piel y cómo debemos cuidarla.

¿Qué tipos de acné hay?

Está el acné de los puntos negros o los granos blancos, pero casi siempre se da el acné mixto, compuesto por los dos.

¿Cuánto tiempo duran los granos?

   El acné es crónico, por lo que es algo que vamos a tener siempre. Por diferentes factores vamos a tener ese granito que en el momento menos pensado te va a salir, tanto por el estrés, la contaminación o algún cambio hormonal. Lo que interesa es tratarlo para que cada vez vaya apareciendo menos y esté más controlado.

¿Cuáles son los factores que influyen en el acné?

   Hay muchos factores que pueden predisponer a la aparición de acné como el estrés, el cansancio, el uso de productos cosméticos no adecuados o la contaminación, que dan lugar a un aumento de la producción de grasa en el folículo piloso, aumenta la aparición de esos puntitos blancos o negros. Además la inflamación hace que aparezca ese acné más rojo y por último aumenta la bacteria que tenemos de normal en la piel, que fomenta la colonización que da lugar a una inflamación en forma de puntos blancos, puntos negros o rojeces.

¿Qué diferencia hay entre los granos blancos y los negros?

   La diferencia está en el taponamiento del poro. Los puntos negros serían cuando la grasa acumulada del poro no se ha tapado y la contaminación y la oxidación del medio, los ponen oscuros. En cambio cuando tenemos ese poro que se ha tapado, tenemos el punto blanco que irá evolucionando y puede dar lugar a un grano infectado, porque ya la colonización de la bacteria es mayor.

ACNÉ: MITOS Y VERDADES

   ¿Es verdad qué comer chocolate hace que salgan más granos?

   No está demostrado que una dieta rica en chocolates y grasas provoque granos. Lo que sí se ha visto es que determinados alimentos en algunas personas pueden provocar reacciones similares a las alérgicas, de acné. Se recomienda una dieta equilibrada, mediterránea y variada para no abusar de las grasas.

¿En verano el acné se cura?

   El mito de que en verano el acné se cura, no es cierto. Sí es verdad que el sol seca los granos, pero también provoca un aumento de la queratinización de la piel, la cual se engrosa, pero luego aparecen otra vez, por lo tanto seca, pero no cura.

   Además, también lo causan las cremas protectoras contra el sol que usamos durante el verano…

   Sí claro, se queda la crema, se tapa el poro, la piel se engrosa más y parece que el acné se ha secado, pero no, vuelve otra vez el brote en septiembre.

¿El acné es genético?

No es genético, pero sí existe una predisposición. Si en tu familia ha habido un acné severo, cabe la posibilidad de que exista esa predisposición.

¿Hay que tocarse los granos? ¿En el caso de los puntos negros?

   No hay que tocárselos porque podemos dejar cicatrices en la piel.

   Hay tratamientos que ayudan en casos de puntos negros, a la higiene para eliminar la grasa que se ha acumulado y evitar que se oxide.

   ¿Qué ofrece la nueva gama Phys-Ac?

   Está basada en los beneficios de la Avena Rhealba, cuya ventaja es que trata todos los factores implicados en el acné. Además aporta sustancias hidrocompensadoras para que la piel esté hidratada y reequilibrada, de manera que no tengamos efectos secundarios por el tratamiento.

   ¿Este tratamiento es para tratar el acné ya existente o para prevenirlo?

   Se puede utilizar desde un acné incipiente en preadolescentes, hasta un acné severo en combinación con otro tratamiento oral.

   El agua micelar que está tan de moda ahora, ¿realmente para qué sirve?

   Esta nueva gama incluye un gel limpiador purificante y el agua micelar purificante, que es un tratamiento de higiene muy cómodo, con una pasada y sin necesidad de agua se elimina la suciedad y se hidrata la piel. Las micelas captan la suciedad y la eliminan sin necesidad de frotar.

   ¿Hay que llevar un cuidado especial con la piel de los niños para prevenir el acné de cara a la adolescencia?

   La higiene es importante, aunque si tenemos predisposición a tener acné, tendremos igualmente. Pero es un gesto de constancia que lo debemos tener ya instalado, porque es lo que más cuesta a la hora de seguir un tratamiento.

Loading...