Inicio Chiiist! Emmy se salta una norma de ‘Secret Story’ tras convertirse en la...

Emmy se salta una norma de ‘Secret Story’ tras convertirse en la expulsada

Tras una ajustadísima votación, Emmy Russ ha sido la quinta expulsada de Secret Story, convirtiendo a José Antonio Canales en el gran salvado de la semana. Pese a que para todos los concursantes eliminados tener que abandonar la casa ha sido un gran disgusto, la alemana lo ha vivido con mucha emoción pues llevaba ya varios días queriendo volver a casa, llegando incluso a pedírselo al público.

Emmy y Canales eran los nominados de la semana / Telecinco

Una actitud derrotista por la que Jorge Javier la había regañado horas antes y es que llegó a acusar al programa de favorecer a José Antonio Canales. «Emmy, solo quiero decirte una cosa. Tenemos que hablar y además hacerlo seriamente. Adiós», le decía muy serio el presentador, «imagina que tú tienes una hija así, ¿qué le dirías?». «Maleducada… totalmente. No quería esto. Es lo que he hablado mucho en la casa, soy otra Emmy, siento que no puedo, que no puedo cambiar el chip, que es lo que debería hacer y no lo consigo, y por eso creo que es hora de irme», contestaba ella sin saber que su deseo se cumpliría poco después.

Pero antes de marcharse ha podido despedirse de su gran apoyo en Secret Story, Luis Rollán a quien además le ha contado su secreto en confidencia: «Estuve en un centro de menores porque mi madre me abandonó». Una confesión que ha dejado de piedra al periodista, que entonces ha entendido algunas cosas de su carácter. «Tengo un trauma con fregar el suelo, porque era lo primero que había que hacer por las mañanas en el centro de menores», ha añadido la alemana.

La alemana le ha contado su secreto a Luis Rollán / Telecinco

Ya en plató, Emmy ha podido desarrollar qué es lo que pasó junto a Jorge Javier Vázquez, confesando también que no sabía que lo que pasaba en la sala se veía en directo y es que quería que su amigo se enterese por ella. «Acababa de cumplir 17 años», ha comenzado la concursante, que ha desvelado que un día llegó a casa y se la encontró totalmente vacía y es que su madre quería darle una lección y la dejó sola, marchándose de España. «Era como un que ya no te quiero en mi vida», ha dicho.

Al no saber qué hacer decidió a acudir a la policía, que la ingresó en el centro de menores. «Entendí que esa iba a ser mi casa durante un buen tiempo», ha seguido Emmy, que ha aprovechado para hacer una denuncia pública: «ese centro de menores no sé cómo es legal, pegaban mucho a los niños. Decías algo que no les gustaba y te trataban muy mal». «Revisen mejor estos sitios. Hay muchos niños sufriendo», ha pedido a las autoridades.

Publicidad