Espárragos, bragas, desayunos dobles: los caprichos de las Campos en las Américas

Os avisé. Era un frío 1 de diciembre y lo recuerdo porque hacía frío y porque era 1 de diciembre. Y porque me daba pereza escribir sobre ello, pero que conste que os avisé y aquí tenéis la prueba del delito. Advertí al querido público de esta sección que hoy estrena grafismo (¿os gusta?) que Las Campos cruzaban el charco con la intención de internacionalizar su reality televisivo y grabar nuevos capítulos en Nueva York, la ciudad de un glamour, cualidad que en su caso…está en…en…bueno, en alguna de las 564 maletas que llevaban estará. Para hacerlo más emocionante el plan era coincidir con Las Kardashian, por lo que el fenómeno más terrorífico de las Navidades ya tiene nombre. Llegan las Camposhian .

Así que tras asimilar la imagen de ver a María Teresa Campos en bata y camisón, los guionistas consideraron que el público necesitaba aún algo más gore y decidió montar unas colonias mediáticas con la matriarca y sus dos hijas como protagonistas de una serie que promete grandes titulares. Nos cuenta la revista Lecturas esta semana que Terelu desayunaba dos veces (la comilona que le subían a la habitación y la del bufé) y fumaba en su habitación. Desconocemos si se disparó la alarma antincendios en el segundo caso y si, en el primer caso, si tuvo valor de comer dos veces y cenar otras dos veces.

'Las Campos', antes de volar a Nueva York
‘Las Campos’, antes de volar a Nueva York (LVD)

De María Teresa hemos sabido que tenía como antojo recurrente los espárragos. Un producto imposible de conseguir en Florida, donde se lleva más el pollo con patatas. Así que nos imaginamos el pollo, no el comestible, sino el que montaría la matriarca cuando se dio cuenta de que no tenía espárragos, ni a su pareja Edmundo. Y terminaremos aquí los juegos de palabras antes de que nos hagamos daño. Según la misma publicación, Carmen Borrego y su marido sufrieron algunos episodios de autismo y decidieron no relacionarse con nadie del equipo del reality que, digo yo, como espíritu navideño no está nada mal.

Se ve que la llegada de Las Campos en la ciudad del sol fue de todo menos glamurosa. 14 personas montadas en una furgoneta con sus respectivos equipajes- no olvidéis las 564 maletas, cifra elegida al azar- por lo que iban todos que parecía el Troncomóvil de Los Picapiedra. Las tres divas se alojaron en el hotel Lord Balfour, uno de los más deseados de la ciudad, aunque Teresa fue la única que se pilló una suite. ¿Quién había en las habitaciones contiguas? Sus hijas, una peluquera (importante) y su asistenta. Atención porque una de las fuentes relata para la revista que Terelu no quería estar sola porque le daba miedo. Vaya, que quizás el show no se mueve del hotel, y más teniendo en cuenta que entre todo el equipo se ocuparon 11 habitaciones de la instalación.

'Las Campos' en uno de los capítulos de la primera temporada.
‘Las Campos’ en uno de los capítulos de la primera temporada. (Mediaset)

Más cotilleos que nos cuenta la revista sobre esta agradable estancia. Terelu pagó su mal genio con peluquería y maquillaje, mientras que a su madre le pasaba lo mismo con su asistente, y que apenas salía de la habitación tras acabar su jornada laboral. También nos cuentan que la más divertida era Terelu, que siempre tenía tiempo y ganas para ir a tomar una copa, y la más aburrida una Carmen Borrego que se ha paseado por Miami como un iceberg.

Entre los grandes obstáculos de la familia Campos se ha evidenciado su escaso conocimiento del inglés, hasta el punto que, según relata un fotógrafo que las ha seguido, a Terelu le tuvieron que comprar en Nueva York unas bragas negras de Victoria’s Secret de la talla L. Ahora mismo nos cuesta imaginar la escena con ella de protagonista y haciéndose entender en la tienda a lo made in spanish. No sería este precisamente el caso de un buen ‘braguetazo’ para alguien americano. La familia también tuvo tiempo de entrenar en la playa con un especialista con otra frase para la historia de Terelu que se negó a tumbarse en la arena: “No me puedo agachar que me meo”. Todo muy normal.

Las Campos en un momento de su reality
Las Campos en un momento de su reality (MEDIASET)

Otro de los puntos flojos de la familia se ve que es el mar. Teresa llegó más mareada que un zombie con tres copas de más tras salir a navegar con su amigo Boris Izaguirre, mientras que grabar una escena con una moto acuática se convirtió en una pesadilla, especialmente para las dos hijas que vieron el envite como si les hubieran pedido que hicieran de dobles para la nueva película de James Bond. Para los que estén preocupados por su estado de salud deciros que las Camposhian ya han llegado a Madrid sanas. Por cierto, de Las Kardashian no se sabe nada. No sabemos si es porque es una de las cartas mejor guardadas para la temporada, si es que las Kardashian vieron el percal y salieron corriendo o, simplemente, todo ha sido un farol de los que hacen historia . Haced vuestras apuestas y marchad de fin de semana, ¡hombre!

Terelu Campos y Kim Kardashian, dos estilos muy diferenciados
Terelu Campos y Kim Kardashian, dos estilos muy diferenciados (Gtres)

La famikia estuvo en Nueva York y Miami para grabar nuevos capítulos de su ‘docu-reality’

Loading...