Eva Longoria enfada a Podemos

Inmersa a su pesar en una polémica con Podemos en la Costa del Sol, Eva Longoria ya se prepara para la VI Gala Global Gift, que este año se celebrará el 16 de julio en el Hotel Meliá Don Pepe de Marbella.

La actriz María Bravo, fundadora de Global Gift y el alcalde de Marbella, José Bernal, presentaron oficialmente el evento, para el que se ofertan entradas a 500 y 1.000 euros, que será presentado por Belinda Washington y Amaury Nolasco y contará con la actuación del bailaor Rafael Amargo, entre otros.

La Fundación Global Gift, de la que Longoria es su imagen de marca, fue puesta en marcha por María Bravo, ex de Bruce Willis, que es natural de San Pedro de Alcántara, aunque lleva 28 años afincada en Estados Unidos, y la nicaragüense Alina Peralta, para ayudar a los niños víctimas de enfermedades raras y que necesitan tratamientos complejos.

La actriz y María Bravo quieren establecer en La Panocha cinco asociaciones de niños con enfermedades raras

La llegada del verano pone en marcha los motores de los dos grandes acontecimientos filantrópicos que Marbella celebra cada año. La Gala Global Gift, cuya cabeza visible es Longoria, y la Gala Starlite, de la que Antonio Banderas es su mayor reclamo. El objetivo es recaudar el máximo dinero posible entre los famosos y pudientes que pasan en Marbella sus vacaciones.

La filantropía del marisco, como es conocida en algunos sectores de la ciudad. Hasta 2013 Eva Longoria dignificaba con su presencia ambas celebraciones, pero el divorcio de Banderas y Melanie Griffith, íntima amiga de la actriz tejana de origen mexicano, terminó por separarla un año más tarde de las actividades del actor malagueño. Desde entonces ambos siguen caminos paralelos y procuran no encontrarse.

Este año Global Gift se ha visto envuelta en la polémica levantada por Costa del Sol Sí Puede (CSSP), la marca de Podemos en la zona, quien ha denunciado la concesión para treinta años de una finca municipal, conocida como La Panocha y valorada en 1,7 millones de euros, a la fundación que encabezan Longoria y Bravo. Se trata de la primera Casa Global Gift en el mundo y en ella se establecerán cinco asociaciones que trabajan con niños enfermos.

A juicio de Podemos, la adjudicación se ha hecho a dedo

La propia Eva Longoria participó hace un año en la fiesta que se organizó en La Panocha, todavía sin reformar, con representantes de las asociaciones y niños que encontrarán allí un sitio donde ser tratados de sus enfermedades.

A juicio de Podemos, la adjudicación se ha hecho a dedo, “una manera de ceder espacios públicos propia de los quince años de gilismo”.

Podemos, que no pone en duda las buenas intenciones de la Fundación, señala que un ayuntamiento, en este caso una coalición de PSOE, IU e independientes, “debe decidir si apuesta por la solidaridad de un rescate ciudadano desde lo público o por el contrario lo delega en obras de caridad por parte de magnates y famosos”.

El Ayuntamiento marbellí responde a Podemos con la legalidad de la adjudicación, “que contó con veinte días de exposición pública sin que Podemos pidiera el expediente en ningún momento”, por lo que califica de “puñalada por la espalda” la denuncia de CSSP.

El alcalde de Marbella, el socialista José Bernal, ensalza la labor social de la Fundación de Bravo y Longoria para ayudar a mejorar la vida de niños, mujeres y familias de todo el mundo y me siento especialmente satisfecho y orgulloso de ese gran proyecto que es la Casa Global Gift”.

“ Podemos nos quita las ganas de hacer obras buenas y usa el nombre de famosos como Eva Longoria o Antonio Banderas para hacer política”, señala una decepcionada María Bravo, quien está dispuesta a seguir adelante con la gala de este año bajo la promesa de que “cada euro que se recaude irá destinado al proyecto Casa Global Gift de Marbella, pese a quien pese”.

Loading...