EXCLUSIVA: Dulce explota: “No he hablado para nada mal de Isabel Pantoja”

Actualizado 25/10/2017 9:53:31 CET

   MADRID, 25 Oct. (CHANCE) –

Prohibida la reproducción total o parcial de esta noticia, aun citando su procedencia. Para disponer de ella contacta con Europa Press Televisión y Reportajes (+34 91 350 08 10).

Dulce ha explotado en exclusiva para Europa Press. La exempleada de Isabel Pantoja no ha podido más ante la presión generada por sus últimas visitas a Sábado Deluxe. Dulce se ha querido defenderse de todos los que la han criticado por las cosas que ha desvelado en televisión.

Enfadada y defendiendo ‘su verdad’, Dulce ha asegurado que ella nunca se ha metido con Isabel Pantoja y que quiere a Chabelita por encima de todas las cosas.

Pregunta: ¿Te ha comentado Isa cómo le ha sentado tu entrevista a su madre?

Dulce: No, no, para nada.

P: Es que se dice que está deprimida, que lo ha pasado mal.

Dulce: No hacemos ningún tipo de comentarios.

P: Con lo que tú quieres a la niña y la niña quiere a su madre, ¿cómo has podido hablar mal de la madre?

Dulce: Yo no he hablado mal de su madre en ningún momento. Siempre digo que por encima de todo está su madre, con todo el respeto del mundo, yo no he hablado para nada mal de su madre.

P: Sí, pero has hecho daño a Isabel Pantoja, porque se ha quedado muy dañada, muy dolida, deprimida.

Dulce: No, más daño me he hecho yo a mí misma, yo no le he hecho ningún daño.

P: A su hija a lo mejor le ha sentado mal ahora.

Dulce: No, para nada.

P: Contaste tu situación, cómo la viviste, y la verdad es que nos ha sorprendido a todos.

Dulce: No es que no quisiera que me operase, eso es una cosa que ha pasado.

P: ¿Qué trabajabas de sol a sol?

Dulce: Pero eso no es poner mal a su madre. Son consecuencias, se dieron las circunstancias, no porque se me obligase.

P: Ya, pero daba un poco la sensación de que estabas un poco explotada.

Dulce: Eso no es poner mal a su madre. ¡Cómo lo estáis exagerando!

P: Tú lo que no quieres es hablar mal de Isabel Pantoja, ¿verdad?

Dulce: Para nada, yo siempre con todo el respeto del mundo, como siempre he hecho hasta ahora y ya está.

P: Pero, dulce, dijiste que por la carga psicológica tú estás yendo al médico.

Dulce: Claro, desde hace mucho tiempo.

DULCE: “ME HAN HECHO DAÑO”

P: ¿Cómo que no te han podido hacer daño?

Dulce: No es porque me han hecho daño, yo lo he dejado muy claro, porque yo he sufrido todo lo que ha sufrido ella, no lo que yo haya sufrido de mi persona, sino lo que ha sufrido ella también, lo he sufrido yo, como si fuera propio mío. Eso es lo que he querido dar a entender, que luego se malinterpreta todo.

P: Pues es que ella no entiende que después de 30 años trabajando para ella que vayas a un plató de televisión y más trabajando para su hija ahora.

Dulce: Vamos a ver, yo no he ido para hablar de Isabel Pantoja.

P: Pero todas las preguntas eran en relación a Isabel Pantoja.

Dulce: ¿Qué culpa tengo yo? Si es lo que interesa.

DULCE: “ALEJANDRO, PREPÁRATE, ¿EH? QUE TE QUIERO VER DELANTE DE MÍ”

P: ¿De qué vas a hablar si no?

Dulce: Yo me he sentado para defenderme de Alejandro, ¿vale? lo dejé muy claro, porque si yo me hubiera querido sentar, me hubiera sentado hace muchísimo tiempo, ¿vale? Porque lleva muchísimo tiempo detrás y no era mi intención porque no me gustan este tipo de cosas, ¿que lo he hecho? Mira, no lo ha conseguido nadie, lo ha conseguido este niñato, ¿vale? Aquí aprovecho para decirle que quiero verlo delante de mí, que si vuelve a tocar a mi familia tiene que nacer diez veces para llegarle a solo uno de mis hermanos a la suela de los zapatos, para que diga que mi familia no me quiere. Alejandro, prepárate, ¿eh? que te quiero ver delante de mí. Que no te vea, vete ya a estudiar, que tu madre decía que estabas en peligro con mi niña. Con Isabel estabas en peligro, en peligro de extinción estás, vete a estudiar ya.

P: Madre mía, con lo majo que veíamos siempre a Alejandro.

Dulce: Eso, con todo el cariño que le tenía. Intimidad, han tenido toda la intimidad del mundo, que hubiera tenido respeto, que se le olvidaba que tenía un hijo Isabel, se le olvidaba. Mucho respeto tenías que haber tenido, que has tenido intimidad, toda la del mundo y más.

P: Anabel ha comentado que a lo mejor os veíais en el juzgado, ¿crees que isabel pantoja te va a demandar por estas entrevistas?

Dulce: Eso qué va a decir Anabel, por favor.

P: Lo ha comentado.

Dulce: Anabel me merece todos los respetos del mundo, porque es una tía estupenda y la quiero muchísimo y entiendo su situación, porque es su familia, pero yo no he hablado mal de nadie, que quede muy claro.

P: Sin embargo, no volverías nunca más a Cantora.

Dulce: Por supuesto que no, ¿cómo voy a volver?

P: Pues entonces es que no te has sentido tratada bien.

Dulce: Pero, vamos a ver, he trabajado toda mi vida y estoy mala, estoy mala, me ha pasado factura, he trabajado muchísimo.

P: Y con todo lo que te has dado a ellos y, ¿ellos ahora cómo te tratan? ellos te cerraban la puerta.

Dulce: Pero si yo no tengo trato, no es cómo me traten.

P: ¿No crees que mereces algo por parte de esa familia, con todo lo que te has dado a ellos?

Dulce: Pues sí, porque yo he dado todo de mí.

DULCE: “HAY UN VÍNCULO MUY GRANDE QUE TENGO CON SU HIJA, NADA MÁS”

P: ¿Y ellos, en cambio qué te han dado?

Dulce: ¿Qué voy a hacer? Hay un vínculo muy grande que tengo con su hija, nada más, y siempre lo he dicho, es su hija por encima de todo y hay mucho respeto.

P: Y ¿a su hija le gusta que vayas a los platós a hablar de su familia?

Dulce: Pero si eso no lo hablamos.

P: ¿Vives ahora con ella?

Dulce: Yo no vivo con ella, lo he dejado bien claro, yo la he ayudado cuando más me necesitaba, lo he dejado bien claro, que tiene un hijo, ¿vale? Lo he dejado bien claro, yo no vivo con ella, yo vivo en Sevilla, que he estado con ella ayudándola porque tenía un bebé y me necesitaba más que nunca, no voy a estar yo ahí. Es mi niña y va a ser mi niña toda la vida, ya lo he dejado muchas veces muy claro, le pese a quien le pese y pase lo que pase, que va a ser mi niña toda la vida. Pero ante todo, por encima de todo, está su madre, que eso no quiere decir que yo diga que es mi hija, que quede bien claro, con tanto “mi niña, mi niña, mi niña“, pues sí, mi niña, es mi niña, porque la he criado y la quiero y la amo, como amo a su hijo y ya está.

P: Pero entonces, ¿dónde estaba la madre, que la has tenido que criar tú?

Dulce: Porque su madre ha trabajado muchísimo y se iba temporadas fuera, entonces eran giras tremendas, panamericanas y demás, ha trabajado toda su vida. ¿Esto es ponerla mal? ¿esto es meterme con su madre? no, ¿verdad?

P: Y después de 30 años, hija, ¿no crees que esta no relación, la consecuencia de estos 30 años es esta no relación?

Dulce: ¿Qué hago?

P: Es que hay cosas que no entiendo.

Dulce: Si ya también lo he dejado claro, si ha sido por defender a mi niña, a su hija de los ataques de su propio hermano, ¿por qué tanto darle vueltas a todo? son sus hijos los dos.

DULCE: “REVENTÉ PORQUE NO LO PUEDO TOLERAR, PORQUE ESTOY CANSADA DE QUE SE LE DIGA FRÍA”

P: Pero es que ella lo tiene que entender, que defendieses a la niña.

Dulce: Pues sí, pero son sus hijos los dos, ¿qué voy a hacer yo? yo lo entiendo en parte, pero ya tuve que reventar. Reventé porque no lo puedo tolerar, porque estoy cansada de que se le diga fría. No, tenía que estar congelada, fría, no, congelada, ¿vale? para que se le deje de decir “fría”.

P: Por esa actitud machista que había dentro de esa casa, ¿verdad? lo ha pagado ella, la pobre.

Dulce: Ya está bien, ¿no?

P: ¿Tú crees que Isabel no tiene nada contra tuya, sino que ese es su entorno, el que no quiere que se acerque a ti? ¿Tú crees que si isabel pudiese decidir por sí misma?

Dulce: Eso ya pasó, que decida lo que quiera, para mí es indiferente.

P: Que era la familia de ella…

Dulce: No, sobre eso yo no opino. Su madre está por encima de todo. Yo he dicho que yo defiendo, he defendido y he respetado siempre a su madre y siempre he dicho que está por encima de todo, como ha querido a sus dos hijos, a mí lo demás no me importa nada.

P: Isabel Pantoja quiere a sus dos hijos por igual como has comentado tú.

Dulce: Y los ama y se lo ha dado todo.

P: ¿La culpa puede ser de la madre de isabel y de su hermano*?

Dulce: No voy a nombrar a nadie más, a mí lo demás no me importa.

P: Y es que a ti también te lo tenían que tener.

Dulce: Y obsesión ninguna por ella, ninguna.

P: Oye ¿es cierto que la niña Isabel tiene problemas económicos? Que es lo que se está comentando ahora.

Dulce: Venga, ya está bien, por favor.

P: ¿Está todo bien? ¿Ella no tiene ningún problema?

Dulce: Problemas tenemos todos. ¿Qué ciudadano de hoy día no tiene problemas? Yo creo que es más preocupante lo que está pasando en Cataluña que lo que me estás preguntando.

DULCE: “CADA UNO TIENE LOS PROBLEMAS QUE TIENE EN SU CASA Y YA ESTÁ”

P: Quizás han sido los programas para ayudarla económicamente a ella ahora. Por eso ahora te vemos en los platós, que nunca te ha gustado ir, para ayudarla a ella ahora.

Dulce: Yo la estoy ayudando toda la vida.

P: Digo económicamente, ahora que esté pasando por un bache.

Dulce: Nada, cada uno tiene los problemas que tiene en su casa y ya está.

P: Dulce, ¿quieres desmentir aquello que dicen, que si robaste en un centro comercial?

Dulce: Que no, ya lo he dejado claro y menos discos de Isabel Pantoja, que soy la que más ha comprado discos. Eso sí, el último no lo he comprado todavía ni lo he escuchado.

P: Pero ¿lo comprarás? ¿no va a haber más discos de Isabel que compres? ¿ni vas a ver su película?

Dulce: ¿Qué película?

P: Un biopic basado en su vida.

Dulce: Ni idea.

Loading...