Feliciano López, su expediente X particular

37

Publicado 24/02/2017 21:54:31CET

   MADRID, 24 Feb. (CHANCE) –

   El tenista Feliciano López ha descibierto en su casa algunas prendas de ropa chamuscadas. El caso que podía ser perfectamente investigado por Íker Jiménez, y es que Feliciano también ha encontrado en su casa de Pozuelo de Alarcón, lo que podrían denominarse “elementos extraños” que hacen pensar que forman parte de un “maleficio rudimentario” que alguien muy cercano a su persona, le está haciendo.

   Según han comentado María Patiño y Kiko Matamoros en el programa Sálvame, los símbolos que aparecen en los papeles encontrados en el hogar del ex marido de Alba Carrillo, “podrían formar parte de un maleficio de origen nórdico para intentar turbar la paz del hogar”, según algunos entendidos.

   Corbatas, pajaritas, forros de pantalones, etc,… que pertenecen al tenista y a las que tiene gran aprecio, han aparecido quemadas en su propia casa. El tenista no parece estar muy preocupado por el tema, ya que a día de hoy se encuentra en el destino paradisíaco de Acapulco y será desde allí donde vea el Deluxe de la que fuera su mujer y que se sienta dispuesta a contarlo todo.

   Antes del programa, la modelo ha reconocido que cuando estaban juntos, se sentaban todos los viernes por la noche para ver el programa y compartían sofá, comida y más cosas, que desvelará en la entrevista de esta noche.

   Bien sea por las prendas quemadas o por los titulares que promete dejar la entrevista en el Deluxe a la modelo, como en el que afirma que: “el tenista no quería ni tocarla y la hacía sentir un trapo”,… Podemos decir que “la cosa está que arde”.