Gianluca Vacchi se queda sin gran parte de sus bienes

Gianluca Vacchi vuelve a ocupar su espacio en los tabloides y en varias revistas, pero, esta vez, el motivo no ha sido ninguno de sus bailes virales ni sus espectaculares fiestas. Se trata de algo más serio: el banco italiano BPM le ha embargado varias propiedades por una deuda acumulada de 10 millones de euros.

Todo ocurrió cuando el italiano adquirió un préstamo que contrajo con la firma First Ivestment Spa, de la cual es el único administrador. Pero la cosa no acabó de funcionar y esto ha demostrado que los negocios del empresario no son tan boyantes como aparenta en su perfil de Instagram.

Yates, villas y acciones en el club de golf de Bolonia Castenaso Casalunga son algunos de los bienes que Gianluca ha perdido, según publica Quotidiano Nazionale. Su fortuna provendría de su familia, que tiene una parte importante de la empresa multinacional dedicada al embalaje industrial y farmacéutico IMA. Aunque la compañía no la dirige Gianluca, sino unos primos suyos, le reportaría unos cinco millones de euros en dividendos por sus acciones.

No sería la primera vez que Vacchi tiene problemas con un banco. En el pasado se las tuvo que ver con el Popolare di Vicenza, por otro préstamo de 6 millones de euros que “no ha devuelto en su totalidad” y su actividad empresarial, sus inversiones y demás negocios no estarían dando los frutos esperados, asegura la prensa italiana.

Tras las noticias publicadas estos últimos días sobre su fortuna, el empresario ha sido claro y ha asegurado que “voy a pagar a los bancos si lo dice un tribunal”, restando así importancia a su embargo. “He recibido miles de ofensas en las redes sociales de delitos de cualquier tipo, como si tuviera un problema financiero. Eso es algo que sucede hoy en día a miles de inversores”.

Pese a que la economía no vaya viento en popa, el italiano no parece muy preocupado, pues acaba de celebrar su 50 cumpleaños con una gran fiesta, repleta de todo tipo de lujo imaginable.

Loading...