Harvey Weinstein, su exasistenta le acusa de abusos continuados

harvey-weinstein2

Zelda Perkins acaba de acusar a Weinstein de abusos continuados durante todo el tiempo que trabajó con el productor. La antedicha había firmado, obligada por él, un contrato de confidencialidad. Ella, harta de la situación, ha decidido romper su silencio, a pesar de los 330.000 dólares que le pagaron en 1998 para que se callara, y todo parece estar claro.

Perkins trabajaba en la oficina de Miramax en Londres y el primer día que se quedaron solos “él salió del despacho y volvió en ropa interior. Me preguntó si le podía dar un masaje y luego me dijo si me podía masajear él a mí”.

El productor Harvey Weinstein es acusado de abusos por Ashley Judd y Rose McGowan

Quiero romper públicamente mi acuerdo de silencio. Debería haber también un debate sobre lo leonino de estos acuerdos y sobre la coacción a la que se somete a las víctimas que los firman”. Zelda ha comentado que va a donar una cantidad de lo que se logre como indemnización a una asociación caritativa relacionada con las mujeres. No duda en recordar que Weinstein debería someterse a terapia hasta que se cure.

Al parecer, Weinstein le hacía permanecer en la habitación mientras él se bañaba y se paseaba desnudo delante de ella. “Siempre le tenía que despertar en la habitación de hotel y siempre intentaba acostarse conmigo”.

Una compañera suya le comentó, en septiembre del 98, que en Venecia “había pasado algo terrible. Estaba en shock y no podía hablar. Yo estaba furiosa. Le dije que fuéramos a la policía, pero no lo hicimos por estar en un país extranjero”. En referencia a la demanda “ya me avisó de que sus abogados harían lo imposible por destruir mi credibilidad”. Ya veremos en qué queda todo. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Page Six

Loading...