Ibiza, el refugio estival de la familia Pantoja

30
Publicado 19/08/2017 8:29:39CET

   MADRID, 19 Ago. (CHANCE) –

   Anabel Pantoja está disfrutando al máximo de este verano y es que a pesar de su trabajo en Sálvame como colaboradora, la sobrina de Isabel Pantoja está recorriendo algunas de las playas más concurridas de nuestro país. En esta ocasión Anabel disfrutó de un día de playa de lo más relajado en el que estuvo muy bien acompañada por un grupo de amigos.

   Muy aficionada a las redes sociales, la cuenta de Instagram de Anabel Pantoja se ha convertido en el diario perfecto en el que mostrar cada uno de sus días durante este verano, y es que la joven ha subido numerosas instantáneas de cada uno de los lugares de los que está disfrutando. En el punto de mira para muchas críticas por su nivel de vida y su aspecto físico, Anabel no ha dudado en responder a todos aquellos que la critican, y es que sin duda está en uno de los mejores momentos de su vida.

   Una vez más, totalmente entregada a sus seguidores en redes sociales, Anabel no dudó en subir una fotografía de lo más hot para agradecer todo el apoyo que está recibiendo. Siempre al lado de su familia, Anabel también celebró el cumpleaños de su tía Isabel hace algunas semanas, pues además de ser una de las invitadas a la fiesta en Cantora, Anabel también utilizó Instagram para felicitar a su tía con una foto de lo más especial en la que aparecía a sus pies. “Me quedo con todos los momentos vividos y los que nos quedan por vivir. ¡Feliz cumpleaños Tita!”.

   Como no podía ser de otra forma Anabel volvió a demostrar que es una verdadera amante de la fotografía y es que no dudó en meterse su propio teléfono móvil al interior del mar para poder hacerse varias fotografías. Como si de una modelo se tratase, la sobrina de Isabel Pantoja posó para su amigo en repetidas ocasiones en búsqueda de la foto perfecta y es que no salió del agua hasta que no la consiguió. Una vez fuera la joven aprovechó para hablar por teléfono y echarse crema protectora. Segundos después volvió al agua donde disfrutó de un baño de lo más relajado.