Inicio Chiiist! Johnny Depp asegura que se drogaba tanto que no podría haber pegado...

Johnny Depp asegura que se drogaba tanto que no podría haber pegado a Amber Heard

Johnny Depp asegura que se drogaba tanto que no podría haber pegado a Amber Heard

SIGUE EL JUICIO

El actor se ha escudado en su consumo desorbitado de drogas para asegurar que nunca ha pegado a Amber Heard.

Es una de las parejas más mediáticas de la historia y ahora su polémica ha vuelto a la actualidad por el juicio en el que se han tenido que ver las caras. Johnny Depp y Amber Heard se han reencontrado en los Juzgados después de que el actor decidiera denunciar al medio The Sun y a su editor, el News Group Newspapers, por un artículo del año 2018 en el que daban por hecho que había maltratado a su pareja.

Durante las distintas jornadas de juicio se ha ido tratando el tema y esto durará unos cuantos días más, pero lo que está claro es que Johnny Depp va a negar ante el Tribunal Superior de Londres sus maltratos hacia Amber Heard. Por el momento, casi todo lo que se ha hablado en las sesiones ha sido sobre la mala vida que ha llevado el actor en lo que respecta al consumo de drogas y alcohol.

El protagonista de ‘Piratas del Caribe’ explicó que comenzó a consumir a una edad muy temprana: «Mi madre solía pedirme que fuera a buscar sus ‘pastillas’ y creo que tenía alrededor de 11 años cuando me di cuenta de que las ‘pastillas’ estaban calmando sus nervios, así que le traje sus pastillas y tomé una y así comencé». Además, entre las revelaciones sobre las drogas ha asegurado que su hija, Lily Rose Depp probó la marihuana a los 13 años de mano de su padre.

Acusaciones y defensas

La expareja siguió reprochándose todo tipo de situaciones y, como defensa, Johnny Depp también mostró unas imágenes en las que se le puede ver un dedo cortado, supuestamente por el lanzamiento de una botella de vodka contra él de manos de Amber Heard. Sin embargo, ha sido su consumo de drogas y alcohol lo que ha utilizado en su defensa.

El actor ha reconocido que tenía muy mal genio cuando estaba con Amber Heard y que llegó a golpear una pared en reiteradas ocasiones hasta hacerse sangre. Sin embargo, el consumo es lo que supuestamente le habría impedido agredir a su pareja: «No la empujé ni la agredí de ninguna manera y ciertamente no estaba en condiciones de hacerlo. No estaba en condiciones físicas de empujar a nadie». Por este lado, Amber Heard probó el estilo de vida que llevaba su pareja con una imagen en la que se veían botellas de alcohol, cuatro rayas de cocaína y una caja de pastillas.