Jordi Wild apoya a Dulceida: “La gente que nos sigue por la calle como locos nos dais más pena que nada”

El youtuber Jordi Wild ha apoyado públicamente a Dulceida en su decisión de reclamar privacidad a sus fans durante su semana de vacaciones en Menorca. Desde El rincón de Giorgio, su canal en YouTube –que cuenta con 6,8 millones de suscriptores-, Jordi Wild se suma al derecho que tienen las personas populares a no hacerse una foto con un fan si el momento no es el adecuado, afirmando que las conductas que sobrepasan ese derecho se convierten en acoso, momento en que los fans “dais más pena que nada”.

“Para nosotros, la gente que nos sigue por la calle como locos, y lo digo de verdad, lo he hablado con mucha gente, nos dais más pena que nada”, afirma. “¿Queréis dar pena a las personas que admiráis? ¿No? Pues comportaos. Es de sentido común”, dice el youtuber, quien defiende que si una persona popular declina hacerse una foto con el seguidor, no debería pasar nada más allá.

“Sois unos hipócritas y no tenéis nada de empatía”

“Yo puedo entender que un fan me diga Jordi, este vídeo no me ha gustado, que no le guste mi contenido”, dice, “pero ningún fan puede exigirme una foto, ni un audio, ni un vídeo porque ese no es el trabajo de nadie que sea popular”. “Y no os enfadéis -añade-. Tenemos derecho a no estar 24 horas disponibles para vosotros, porque vosotros no lo aguantaríais”. “Sois unos hipócritas y no tenéis nada de empatía. Mi obligación es hacer un vídeo que os entretenga, que os de que pensar, que os haga reír, que os asuste, y lo intento cumplir lo mejor que puedo”, dice molesto en su canal.

“La persona se va a hacer la foto y cuando os piréis va a pensar ‘menudo loco’”

“El comportamiento acosador no le mola a nadie y la persona famosa va a hablar con vosotros, se va a hacer la foto y cuando os pireis va a pensar menudo puto coñazo y menudo loco, me voy de aquí pitando porque no quiero estar ni segundo más cerca de él. Porque no mola el rollo acoso porque da miedo, porque algun día alguien tendrá una mala reacción, y yo ya he tenido varios momentos de cabrarme mucho en alguna de estas situaciones”, afirma, añadiendo que “no somos robots y tenemos derecho a un poco de vida íntima y de privacidad”. “Vivid vuestra vida, que tenéis muchas cosas que vivir, estoy seguro. Disfrutad a vuestros amigos, vuestras familias, vuestras parejas y dejad a los demas que hagan”, sugiere.

“Tu estás por la calle –relata-, quizá estas de mal humor porque te ha pasado algo, quizá estás triste, estás preocupado, quizá simplemente no quieres que nadie te vea porque estás haciendo algo íntimo, secreto o alguna maldad, no importa. No quieres hacerte fotos, viene un fan, y le dices mira, ahora mismo no puedo y, aquí, una persona educada te dice que no pasa nada, que encantado de conocerte, que eres un fenómeno, ya en la próxima y adiós. Esto es para mi lo lógico”, relata. Pero “yo no tengo que enfadarme como si tuviera dos años, sino agradecerle, estar contento porque le he conocido y marcharme a mi puta casa”, dice Jordi Wild, admitiendo que en la inmensa mayoría de casos él se hace hace fotos con sus fans.

La petición de Dulceida “parece escrita por una niña de 12 años”

Sobre la petición de Dulceida a sus seguidores –con algunas faltas de ortografía y que ha desaparecido de las redes de la influencer-, dice que, pese a que “parece escrita por una niña de 12 años”, no resulta “grave ni insultante”. “A mí Dulceida ni me va ni me viene, es una chica que no conozco personalmente y no me cae mal” aunque “no me gusta cómo lo hace, no me gusta ese tipo de canales ni ese tipo de material”, opina, entendiendo la petición de la it girl porque “vive de su imagen” y seguramente sus fotos “se retocan un poco, ponemos unos filtros para salir guapetones y quizá no quiere que no aparezcan fotos de ella sin estar tan buena, es una suposición”.

“Me parece no tan solo ridículo sino preocupante lo que ha pasado en Twitter y en redes sociales, que se han llenado de insultos hacia Dulceida diciendo que ella no es nadie para negar fotos a sus fans”, lamenta. “Me parece brutal –añade- que hayamos llegado a un momento en el que una persona conocida –y también hablo por mí porque me encuentro con esto cada día- tenga que estar obligado a satisfacer cualquier demanda que tenga un fan”.

El apoyo de Jordi Wild a Dulceida no ha sido el único, aunque también es cierto que pocos creadores han secundado a la influencer, nueva imagen de Dolce&Gabbana Perfumes. Por lo menos, no se han posicionado en público, a sabiendas de que hacerlo es una peligrosa arma de doble filo. Pero sí ha querido valorar la situación el youtuber KajakNapalm, quien en un hilo de tuits –cuenta con más de 124.000 seguidores en esta red social y más de 600.000 en YouTube- comprende que las personas populares tengan su espacio de privacidad, manteniendo abierto el debate sobre la dificultad de mantener la privacidad con la tecnología que nos rodea.

Loading...