Kiko Rivera se enfrenta a una fan en el concierto de Isabel Pantoja

El sábado pasado Isabel Pantoja volvía a subirse sobre un escenario. La tonadillera regresaba a su tierra natal con un concierto en la Cartuja de Sevilla repleto de emoción y arropada por toda su familia. Sin embargo, el espectáculo no estuvo exento de polémica.

Mientras Isa Pantoja defendía su relación con Alejandro Albalá haciendo oídos sordos a las críticas, Kiko Rivera protagonizaba el altercado de la jornada, convirtiendo la escena en una de las más bochornosas en un concierto de Isabel Pantoja. Tal y como desvela un vídeo capturado por alguien del público, antes de comenzar el concierto el Dj vivió un enfrentamiento con una de las fans de su madre, aunque su única voluntad fuese la de preservar la intimidad de su hija Ana.

La asistente le increpó intentando fotografiar a la pequeña sin ni siquiera mantener un espacio prudente

Kiko recorría las instalaciones de la Cartuja con su hija Ana -de año y medio de edad- en brazos cuando una de las asistentes al concierto le increpó intentando fotografiar a la pequeña sin ni siquiera mantener un espacio prudente entre el móvil y su objetivo.

Ante la sorpresa Kiko respondió defendiendo a su hija de la indiscreta mirada y apartando bruscamente el móvil de su camino para seguir con paso firme. Pero la supuesta fans no estaba por la labor de pasar el gesto por alto y después de meterse en su camino para fotografiar a su hija, le propino un fuerte golpe en la espada a la par que gritaba a Kiko, que continuaba con la pequeña en brazos.

El golpe desencadeno una autentica “batalla campal”. Irene cogió a su hija en brazos mientras Kiko se enfrentaba a la mujer y gente del equipo y de su entorno lo alejaban del conflicto. Pero la cosa no quedó ahí y después de que Kiko se apartase de la desagradable escena, la misma asistente que continuaba con ganas de enfrentamiento fue contra uno de los amigos del hijo de Isabel Pantoja, con el que casi se enfrasca en una gran pelea mientras el resto de los presentes intentaba evitarlo.

El mismo público que grabó la escena, se posicionó al lado del hijo de la cantante invitando a su agresora a irse del concierto al grito de “Fuera”. Sin duda una desagradable imagen minutos antes de la actuación de la tonadillera.

Loading...