Inicio Chiiist! Kourtney Kardashian lloró tras romper su anillo de compromiso valorado de un...

Kourtney Kardashian lloró tras romper su anillo de compromiso valorado de un millón de dólares

Travis Barker le regaló a Kourtney Kardashian un anillo de compromiso valorado en un millón de dólares. Ella lo rompió y se hartó de llorar.

Travis Barker le regaló a Kourtney Kardashian un anillo de compromiso valorado en un millón de dólares. Ella lo rompió y se hartó de llorar.

Al describir el incidente, ella lo calificó como «probablemente una de las peores cosas que he hecho en toda mi vida». «Estaba sentada en el suelo doblando sudaderas. Me quité el anillo y lo puse a mi lado en el suelo, como pensando que estaría seguro a mi lado. Desafortunadamente, no fue así».

Kourtney Kardashian Travis Barker Boda

«Tuve que coger algo de la parte de arriba de mi armario, y cuando bajé, pisé el anillo. Estuve llorando histéricamente en mi vestidor durante horas, y luego llamé a Travis. Pensé: ‘Hice algo muy, muy malo’».

Pero Travis, de 46 años, se lo tomó con calma y su prometida dijo que «lo llevó mejor». «Realmente me dio como un ataque de nervios», recordó la fundadora de Poosh. «Yo estaba como, esto es lo más hermoso que he tenido en mi vida, y ¿cómo podría haber hecho eso?».

El batería de Blink-182 «fue práctico y jugó un papel muy importante» en el diseño del anillo de Kourtney» según Lorraine Schwartz, lo que hizo que la estrella de la realidad se sintiera aún peor por su (literal) paso en falso.

«Travis lo eligió, lo diseñó, miró muchas piedras y esta era yo en una piedra y pensé que era realmente especial», dijo Kourtney durante el episodio.

El rockero le regaló a su amada la piedra de corte ovalado en una banda de pavé de diamantes en octubre de 2021, cuando le pidió matrimonio rodeado de rosas y velas en la playa de Montecito, California.

Parece que la reparación fue un éxito, ya que Kourtney llevó su anillo a los premios Oscar, Grammy y Met Gala de este año, a todos los cuales asistió con Travis a su lado. Final feliz para una historia dramática.

Publicidad