La bailarina transgénero Leiomy Maldonado protagoniza un anuncio de Nike

Leiomy Maldonado acababa de cumplir 15 años cuando se introdujo en el mundo del voguing, el baile que nació en las décadas de los setenta y ochenta en la comunidad LGTBI negra de Harlem. Un movimiento underground. La energía que conoció la primera mujer transgénero en un momento en que ella vivía, aturdida y sin referentes, la adolescencia le abrió las puertas de un mundo que le permitió expresar su personalidad y su creatividad. Quince años después, el nombre de Leiomy está dando la vuelta al mundo al convertirse en la primera mujer transgénero que protagoniza una campaña de Nike.

La bailarina, de 30 años, conocida como la Wonder Woman , de movimientos atléticos y cuya forma de hacer volar su melena copiada por Beyoncé, Lady Gaga y Miley Cyrus, protagoniza el vídeo de la campaña “ Be true”, con el que la marca deportiva quiere sumarse al mes de celebraciones del Orgullo LGTBI. Una campaña que sigue la línea inclusiva de # Equality, donde hace unas semanas Nike presentaba con polémica una línea para mujeres deportistas con hiyab.

Maldonado, nacida en el Bronx y de origen puertorriqueño, comenzó su carrera en los ballrooms (clubs de baile) queers neoyorquinos y en el año 2009 se convirtió en la primera chica que reconocía su transexualidad en el famoso programa de MTV America’s best dance crew, un programa en el que compiten grupos de baile callejeros y en el que ella participó con el grupo Vogue Evolution.

Leiomy Maldonado, en el spot de Nike Leiomy Maldonado, en el spot de Nike (Video Nike)

Hoy, con una carrera asentada (ha colaborado con artistas como Willow Smith o FKA Twigs), Leiomy Maldonado aparece bailando en las calles de Nueva York mientras se oye la poética voz en off del artista transgénero Precious Ángel Ramírez. “¿Qué haces para dejar una huella este mundo? ¿Qué ángeles te han dado alas? ¿Quién te recogió cuando caíste?… Y, mira, vuelas. Adelante Lei, vuela”, recita el artista en un anuncio realizado por Daisy Zhou, quien llamó la atención de Nike cuando realizaba precisamente un documental sobre el voguing.

La bailarina ha agradecido en sus cuentas en las redes sociales la actitud de la marca deportiva para “romper barreras, para aceptar a todos los atletas”. Y también para poder compartir su historia con todo el mundo. Hace un año, y con motivo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Chris Mosier se convirtió en el primer atleta transgénero que protagonizaba un anuncio de Nike.

La campaña es también un homenaje al voguing, a su fuerza y a su significado social. Leiomy, en una entrevista en la plataforma Oxygen, reconoce que su infancia en el Bronx no fue fácil y se muestra especialmente orgullosa de haberse trabajado ella sola una carrera. Su padre fue diagnosticado de VIH cuando ella tenía 7 años, y a los 13 se vio encargada de cuidarlo. No es que no quisiera hacerse cargo, recuerda, pero lo que se preguntó entonces es si ese iba a ser su futuro durante muchos años.

El voguing, dice, fue su camino hacia un mundo mejor, un mundo en el que asegura que se la valora por su capacidad artística, por lo que hace, y no por si es una mujer transgénero.

Loading...