Inicio Chiiist! La despedida de temporada de Ana Rosa Quintana entre lágrimas: «Estos meses...

La despedida de temporada de Ana Rosa Quintana entre lágrimas: «Estos meses han sido muy duros»

Como cada año, Ana Rosa Quintana se ha despedido de sus espectadores y de sus compañeros para comenzar las vacaciones de verano, cediendo el testigo a ‘El Programa del Verano’. Cada año agradece a sus compañeros su labor y a sus espectadores su fidelidad, pero este año para la presentadora es mucho más especial, queriendo haciendo hincapié en los meses vivido con la pandemia del coronavirus.

Sin poder evitar emocionarse, Quintana ha confesado que todos han vivido meses muy duros en los que esperan haber ejercido su labor informativa sobre todo lo referente al COVID19 de la mejor forma posible, mostrándose más orgullosa que nunca de su equipo por el esfuerzo realizado, especialmente durante las semanas de confinamiento.

«2020 ha estado a la altura de ese refrán que dice ‘año bisiesto, año funesto’. Hoy llegamos al final de la temporada, la más difícil sin duda, la que más nos ha exigido a la gente que hacemos este programa, pero fundamentalmente la que más ha exigido a la sociedad española en su conjunto», ha comenzado diciendo.

Quintana: «Este equipo ha estado a la altura»

«Solo esperamos que hayamos sabido estar a la altura, por lo que muchísimas gracias por habernos dejado hacerles compañía, por informarles, por intentar entretenerles. Yo solo tengo que decir una cosa: estoy tan orgullosa de este equipo…», proseguía dando paso a un vídeo que resumen cómo han vivido la pandemia desde dentro, aplaudiendo ellos a los que cada día les han elegido para estar informados de cómo se iban sucediendo los acontecimientos.

Tras el vídeo y con los ojos llenos de lágrimas, Quintana solo atinaba a resoplar y decir «no ha sido fácil». «No ha sido fácil, pero esperamos haberles sido útiles«, proseguía con la voz entrecortada y tapándose el rostro muy emocionada: «Ha habido días muy duros y este equipo ha estado a la altura, salían de su casa cuando nadie salía, volvían a sus casas pensando que podían contagiarle a alguien, días de hablar de casi 900 muertos, testimonios que se me van a quedar siempre aquí».

Publicidad