La guerra sucia de Alba Carrillo contra Feliciano López

Alba Carrillo está demostrando un tesón inusitado en su afán de vencer esta batalla. Declaró la guerra ocupando una portada de ¡HOLA! y, dado que las distintas escaramuzas no van a su favor, piensa recurrir a las armas nucleares, de ser preciso. Así ha podido confirmarlo La Vanguardia: alguien del entorno de la modelo trató de indagar en el mundo tenístico qué trapos sucios podría ocultar Feliciano López que pudieran resultar de utilidad a sus intereses.

Sin embargo, las indagaciones han resultado infructuosas. Al contrario: contactados dos altos cargos en la Federación Madrileña y en la Federación Española de Tenis, la imagen del tenista permanece inmaculada. “Comportamiento y trayectoria intachable”, ha sido la decepcionante respuesta que ha obtenido al otro lado del teléfono, por dos veces, esta persona cercana a Alba Carrillo. Quizá eso nos ayuda a entender su reciente decisión de allanamiento, es decir, la modelo está dispuesta a renunciar a una pensión compensatoria y pretende evitar el juicio mediante un divorcio de mutuo acuerdo. Entre tanto, hasta donde sabemos, Feliciano permanece firme: no piensa darle un céntimo a su ex si un juez no le obliga a ello.

El entorno de la modelo trató de indagar en el mundo tenístico qué trapos sucios podría ocultar Feliciano

¿Por qué acudir a esta vía? De fondo solo late la posibilidad de hacer daño, unida a la de obtener alguna información sensible en la estrategia que la modelo sigue desde que presentó una agresiva acción legal contra su ex. A finales de enero, varios medios se hicieron eco de parte del contenido de la demanda presentada por Alba Carrillo, en orden a anular la cláusula de separación de bienes que firmó en febrero de 2016, cuando aún estaba casada. La razón: no sabía qué estaba firmando. En ese escrito, además, atribuía a Feliciano López una serie de irregularidades fiscales y pedía para sí la cantidad de 500.000 euros, la mitad de lo generado por el tenista en ese período.

Las cuentas de Alba Carrillo, tras separarse de Feliciano López, se están resintiendo. Los gastos que suponen colegio, casa, asesores legales y el alto tren de vida al que estaba acostumbrada, no se apoyan hoy en los contratos publicitarios de antaño. El teléfono de Alba, pese a estar de máxima actualidad, no suena para ofrecerle photocalls. Así, la vía del trapo sucio, pese a lo infructuoso de escarbar en el mundo profesional del tenis, podría resultar útil de otro modo. Según la información que maneja este diario, la modelo está valorando conceder una entrevista bien remunerada a un programa de televisión. El único que hoy en día paga cantidades lo suficientemente importantes como para suponer un balón de oxígeno en su economía menguante.

La modelo está valorando conceder una entrevista bien remunerada a un programa de televisión
Loading...